Plataforma Urbana en tu mail

Recibe lo nuevo cada mañana

 
 

Estás en Plataforma Urbana » Análisis Urbano y Territorial » La regeneración de las favelas de Río de Janeiro gana el City to City Barcelona Fad Award 2012

04
jul
2012

La regeneración de las favelas de Río de Janeiro gana el City to City Barcelona Fad Award 2012

Por Mireia Chica, City to City Barcelona Fad Award.

El Programa de rehabilitación de los barrios de favelas de Río de Janeiro, iniciado en 1994, es el resultado de un largo proceso de urbanismo que ha supuesto la creación de nuevas calles y plazas, la construcción de edificios y el desarrollo de las comunidades de habitantes en las favelas de Río de Janeiro. El jurado lo ha considerado merecedor de este premio, otorgado por el FAD, por haber conseguido democratizar el derecho a la ciudad y su disfrute, introduciendo las favelas dentro de los límites de la ciudad y sus servicios urbanos. La premiación se realizará el próximo 10 de julio, a las 19:00 hrs. en el Saló de Cent of Barcelona City Hall.

Río de Janeiro es una de las ciudades más pobladas del mundo, y las favelas aparte de ser todo un símbolo del urbanismo caótico de la ciudad, son espacios masificados, densamente construidos y, a menudo, se han mantenido al margen de la misma ciudad. El proyecto de intervención, que ha durado 18 años, ha permitido mejorar el espacio de las favelas, conectarlas con el resto de barrios de la ciudad brasileña y, sobre todo, favorecer las condiciones de más de un millón y medio de habitantes, que han visto cómo se construían nuevas calles y plazas, se regeneraban edificios y se creaban nuevos equipamientos.

En opinión del jurado, esta dilatada intervención urbanística ha sido merecedora del premio City to City Barcelona FAD Award 2012 por haberse convertido en un referente mundial de política urbana que ha contado con la implicación ciudadana y ha servido -y sirve- para democratizar el derecho a la ciudad y su disfrute, combatir el déficit de ciudad y ciudad dividida, reforzar los lazos sociales y respetar al mismo tiempo su historia.

Además, el jurado también ha concedido dos menciones: una para Malí, que gracias al proyecto Collective Light for rural Malí ha conseguido llevar luz artificial a varias comunidades rurales gracias a la creación de unas lámparas autoconstruidas por la propia comunidad. La otra mención ha ido a Onagawa (Japón), una ciudad afectada por el tsunami de 2011, donde gracias al proyecto Container Temporary Housing han construido viviendas y equipamientos con contenedores de barcos que van más allá de la provisionalidad y han dado una respuesta rápida y confortable a la población afectada.

City to City Barcelona FAD Award

Esta es la tercera edición de City to City Barcelona FAD Award, que nació en 2008 con la intención de reconocer a nivel internacional aquellas experiencias o actuaciones urbanas que reporten efectos positivos y transformadores para las ciudades y sus habitantes

El galardón, que no tiene dotación económica, se otorga tanto a proyectos públicos, como privados o a aquellos que son fruto de una colaboración entre ambas esferas, y se basa en seis principios: la capacidad de transformación, la simplicidad y trascendencia, la innovación, la capacidad de anticipación, el componente social y la sostenibilidad y perdurabilidad. Es un premio que concede el FAD de manera independiente pero que cuenta con el apoyo del Ayuntamiento de Barcelona y el Departament de Territori i Sostenibilitat de la Generalitat de Catalunya.

El jurado de este año ha estado formado por: Jordi Giró, Miquel Espinet, Vicente Guallart, Toni Miserachs, Francesc Muñoz, Zaida Muxí y Mariella Zoppi.

La premiación se realizará el próximo 10 de julio, a las 19:00 hrs. en el Saló de Cent of Barcelona City Hall. El discurso inaugural de la ceremonia, estará a cargo del arquitecto, ingeniero y director del MIT Senseable City Lab, Carlo Ratti.

Un premio para una intervención democratizadora

Candidatura: Programa de rehabilitación de los barrios de favelas de Río de Janeiro

Número de habitantes: 1,5 millones de personas aproximadamente

Durante todo el siglo XX, la ciudad de Río de Janeiro ha dado la espalda a uno de los peores escenarios urbanos mundiales: las favelas. Su presencia clara en la vida y carácter de Río ha contrastado con el tratamiento urbanístico que recibía: desde la negación hasta la voluntad de erradicación. Un siglo después de su aparición, se han llevado a cabo grandes esfuerzos para urbanizar e integrarlas de pleno derecho en la ciudad de Río de Janeiro.

Descripción:

Las más de seiscientas favelas de Río, que acogen un millón y medio de personas, constaban como suelo no urbanizado en los registros y el catastro municipales. La ciudad acababa donde acababa la ciudad formal. En 1994, sin embargo, nace el programa Favela-Bairro, con un planteamiento muy diferente de las actuaciones anteriores: el empoderamiento de los habitantes de las favelas, los cuales se otorga la propiedad de las edificaciones y los que se trata como habitantes de la ciudad formal, es decir, con derecho a disponer de servicios sociales al alcance.

Las principales acciones del programa son: complementar la estructura urbana principal, ofrecer el aspecto ambiental necesario para transformar la favela en un barrio mediante elementos urbanos diversos, consolidar las favelas dentro del planeamiento urbano, introducir servicios sociales y promover la regularización urbanística y el orden catastral entregando títulos de propiedad. Este trabajo se ha llevado a cabo con la plena colaboración de las asociaciones de vecinos, en algunos casos muy maduras, ya que algunas hacía años que reclamaban mejoras urbanas.

Urbanizar las favelas significa democratizar el derecho a la ciudad y a disfrutar de él, combatir el déficit de ciudad y la ciudad dividida, conectar la estructura urbana, reforzar los lazos sociales existentes y respetar la historia de cada lugar, su construcción y el esfuerzo de inversión y constructor de cada ciudadano. La estrategia para conseguir estos objetivos ha sido encontrar la rótula que permitiera combinar ciudad formal y ciudad informal, con respeto por las formas. La integración formal se acompaña con la introducción de los servicios urbanos, sociales y culturales y la promoción educativa y económica de los habitantes. Se ha intervenido en más de sesenta favelas y ocho barrios irregulares de tipo medio y grande (entre 500 y 2.500 viviendas) con estos criterios, pero con respuestas adecuadas a cada lugar. En primer lugar, una corrección de los riesgos por desprendimiento o riadas y el traslado de viviendas si esto no fuera posible. En segundo lugar, la extensión de los servicios urbanos mínimos (luz, agua, alcantarillado, recogida de basuras), la construcción de estructuras (calles, plazas, teleféricos, etc.) Y , finalmente, la creación de servicios sociales, culturales y deportivos, como centros cívicos, guarderías, escuelas, polideportivos, locales, etc. Se ha financiado con 300 millones de dólares estadounidenses, el 60% de los cuales provienen del Banco Interamericano para el Desarrollo (BID) y el 40%, del Ayuntamiento de Río.

El programa ha extraído a los cariocas de las favelas del limbo de la legalidad, en cuanto a las viviendas, y les ha dotado del derecho a la ciudad que antes no tenían. El éxito reside en el equilibrio entre actuaciones urbanísticas de pequeña y mediana envergadura (muy diferentes de las prácticas de recolocación de décadas anteriores) y las políticas sociales. Empezar a tratar las favelas como barrios y a sus habitantes como ciudadanos es un ejercicio de enorme inclusión urbana sin que se fuerce el carácter informal y espontáneo que ha convertido las favelas en un paisaje único y especial en el mundo.

Menciones para África y Japón

Aparte del premio del jurado, se han otorgado también dos menciones a dos proyectos muy diferentes, pero que tienen en común buscar el bien de dos comunidades con dificultades. En el caso de Malí, la falta de luz artificial, en el caso de Onagawa, el desastre sufrido a raíz del tsunami de marzo de 2011.

El proyecto de Malí ha sido premiado por tratarse de un proceso “que se ha adaptado a las peculiaridades organizativas, sociales y culturales de la población implicándola en el proceso de definición y desarrollo de un sistema colectivo de iluminación”.

El Collective Light for rural Mali, llamado por sus habitantes Foroba Yelena (luz colectiva) es un proyecto que consiste en fabricar farolas con cuadros de bicicletas y focos de LEDS. Un sistema de equipamiento colectivo, llamado Atelier Lumière se encarga de fabricar, mantener y distribuir las farolas, y gracias también a la ayuda de dos asociaciones locales, Women Collective y ADM Faso Gnieta, el proyecto ha ido ampliando hasta beneficiar 72 aldeas. Se trata de un elemento que se ha convertido en un auténtico vertebrador de la vida de los habitantes de Malí y un instrumento importantísimo para poder desarrollar actividades tan importantes como el trabajo, la alfabetización o la vacunación infantil, entre otros. Además, a la luz de estas farolas se han ido desarrollando diferentes actividades, por lo que también han favorecido la identificación simbólica de la luz con estas actividades. El proyecto, además de ser de bajo coste, también es de bajo consumo, pero de muy alta utilidad.

El otro proyecto mencionado, llamado Container Temporary Housing, ha sido ideado por un equipo de arquitectos liderado por Shigeru Ban, un reconocido arquitecto japonés que, al saber el desastre del terremoto y posterior tsunami, se desplazó a la localidad de Onagawa para construir viviendas temporales aprovechando contenedores de barcos para suplir la falta de espacio planoprovocada por el terremoto. El proyecto consiste en edificar viviendas familiares de 20, 30 y 40m2 apilando contenedores, siguiendo un patrón de juego de ajedrez, para favorecer la entrada de la luz. En cinco meses se construyeron 9 edificios con 189 viviendas, además de un centro comunitario, un mercado y un centro de aprendizaje que funciona como taller artístico, galería y espacio para la interacción cultural.

El jurado ha valorado este proyecto “por dar una respuesta a una situación de emergencia con una solución que supera lo que hoy se conoce como temporal, por su confort, adaptación a las necesidades familiares y para la generación de espacios propios de una ciudad convencional”.

A continuación, el programa de City to City Barcelona FAD Award 2012.

 
3159 dias 24134 artículos 88879 comentarios

 

¿Tienes un dato de ciudad?

Cuéntanos qué está pasando en tu ciudad - contáctanos ahora.

 
 

No te pierdas una sola novedad de Plataforma Urbana

Quieres compartir un dato con nosotros? Contáctanos ahora