Daniel Marceli

El mural que el festival de arte urbano La Puerta del Sur le regaló a Santiago