Ascensor Espíritu Santo de Valparaíso será el primero de 9 funiculares en ser restaurado

Ascensor Espíritu Santo, Valparaíso. Flickr usuario: ffuentes. Licencia CC BY-SA 2.0

Ascensor Espíritu Santo, Valparaíso. Flickr usuario: ffuentes. Licencia CC BY-SA 2.0

En 1883, la conectividad entre el plan y el cerro Concepción de Valparaíso tuvo una notable mejora con la inauguración del primer ascensor de la ciudad, también llamado Concepción.

A partir de la apertura de este medio de transporte le siguieron otros que hicieron que en 1932 la ciudad contara con 30 ascensores y que con ello mejoraran los desplazamientos desde y hacia los sectores altos de la ciudad-puerto.

Sin embargo, durante las siguientes décadas, el funcionamiento de los ascensores ha sido interrumpido por los daños causados por derrumbes, incendios o terremotos, sumado a la masificación de otros modos de transporte como los buses y colectivos, que no los volvieron rentables para sus dueños.

No obstante, el valor cultural, histórico e ingenieril de estos ascensores hizo que 16 de ellos fueran declarados Monumentos Nacionales en la categoría de Monumento Histórico, en 1974, 1998 y 2010.

En 2012, nueve ascensores -Artillería, Concepción, Cordillera, Espíritu Santo, Florida, Larraín, Mariposa, Monjas y Villaseca- fueron comprados por el Estado con el objetivo de restaurarlos y ponerlos en movimiento bajo mejores estándares de calidad y servicio.

Ahora el plan de restauración de estos históricos elevadores está a cargo de la Dirección de Arquitectura del Ministerio de Obras Públicas (MOP) que será ejecutado a partir de este año y hasta 2018. De hecho, el primero de los nueve ascensores en ser restaurado ya está en proceso de licitación.

Se trata del ascensor Espíritu Santo, en el Cerro Cordillera, que fue impulsado tras el terremoto de 1906 e inaugurado en 1911 para mejorar la conectividad de los habitantes del sector El Almendral, la Plaza Victoria y el entorno de La Sebastiana, la casa porteña de Pablo Neruda, entre otros lugares.

De acuerdo a los estudios del MOP, el plan recuperación de ascensores se realizará según la complejidad de las obras. Por esto se partirá por el funicular Espíritu Santo, actualmente en funcionamiento, para luego continuar con el Cordillera y Concepción que no son tan complicados.

Esta clasificación se debe a que tienen un corto trecho -60 metros en el caso del Espíritu Santo, aunque con una inclinación de 44,5°- y con un sistema rodado integrado a la topografía del cerro.

En contraste, los ascensores más complejos son Monjas y Villaseca que se mueven sobre estructuras de fierro y madera.

Según la información de la licitación de la restauración del ascensor Espíritu Santo, la adjudicación de las obras está programada para el 16 de septiembre de este año y conlleva la restauración de las estaciones superior e inferior y la habilitación de espacios públicos en sus entornos. También involucra el mejoramiento estructural de sus fundaciones, del plano de rodadura, de los sistemas electromecánicos y de las instalaciones en general.

Referencias: Ministerio de Obras Públicas (MOP), Mercado Público, Consejo de Monumentos Nacionales (CMN) y Ascensores Valparaíso.