Concepto de ciudad submarina futurista, ¿Saldrá a flote o se hundirá?

Cortesía de Shimizu Corporation

Cortesía de Shimizu Corporation

Por Rory Stott, Managing Editor Archdaily

“Ahora es el momento de nosotros para crear una nueva interfaz con las profundidades del mar, la última frontera de la tierra”, dice el folleto de la compañía de desarrollo japonés Shimizu Corporation, presentando su excéntrica propuesta para la “Espiral del océano”: una colonia en la profundidad del océano que supuestamente puede proporcionar una capacidad para 5.000 personas en su esfera de 500m de diámetro.

La propuesta describe la “Espiral del océano” como “más segura y más cómoda” que las ciudades terrestres existentes, gracias a la temperatura casi constante habilitada por el océano, el hecho de que no se verá afectada por los tifones o terremotos, y la esperanza de que los métodos de generación de oxígeno de la ciudad, permitan una mayor concentración de oxígeno que la que se encuentra en la atmósfera de la Tierra.

P1

Cortesía de Shimizu Corporation

Como asentamiento, la “Espiral del océano” se autosustentará recurriendo a lo que Shimizu Corporation con frecuencia se refiere como: el “potencial ilimitado” de las profundidades del mar, con un suministro de alimentos a través de la pesca, la energía a través de las corrientes térmicas del océano, y el agua de mar desalinizada para beber. Además, el plan ofrece oportunidades para aprender más sobre el medio ambiente de aguas profundas con un centro de investigación en el fondo del mar, desde el cual está anclado toda la estructura.

P8

Cortesía de Shimizu Corporation

Dentro de la esfera, una columna central gigantesca proporciona la mayor parte de alojamientos de la ciudad, incluyendo- de arriba a abajo – instalaciones de hotelería, tiendas y convenciones; una zona residencial familiar; oficinas; departamentos y, en la parte inferior de la esfera, instalaciones de investigación y laboratorios para el estudio de las profundidades del mar. Las áreas alrededor de esta columna se reservan principalmente para espacios públicos, donde los residentes pueden contemplar la inmensidad del océano.

Puede sonar como algo sacado directamente de una película de ciencia-ficción, pero de acuerdo a Shimizu esta propuesta no es simplemente hipotética. Incluso tienen el apoyo de la Agencia Japonesa de Ciencias Marinas y Tecnología (JAMSTEC), que argumenta:

 

 

“Las tendencias sociales actuales apuntan a la necesidad urgente de promover innovaciones marítimas en áreas que van desde el uso de los recursos marinos para el despliegue de la biotecnología marina, sin mencionar la necesidad de avanzar en nuestra comprensión del mar y la tierra. Cuando nos enteramos del concepto de Shimizu Corporation de una ciudad futurista en la profundidad del mar, diseñada para servir como una nueva interfaz entre la humanidad y las profundidades del océano, nos sentimos confiados de que Shimizu encontraría útiles los resultados de nuestra investigación… estamos plenamente comprometidos con reunir los esfuerzos para mejorar la eficacia técnica y la viabilidad del proyecto “Espiral del océano”.

P5

Cortesía de Shimizu Corporation

Esto no quiere decir que la construcción de la “Espiral del océano” será fácil. Extractos ocasionales del folleto revelan los enormes desafíos que aún hay que superar, como la siguiente materia:

 

 

P11_those_with_a_color

Cortesía de Shimizu Corporation

“Los principales retos tecnológicos para el futuro: La construcción de una esfera con hojas de acrílico triangulares que miden 50 metros de lado”.
Más tarde, el folleto también menciona que estas hojas de acrílico tendrán que ser de 3 metros de espesor para soportar la presión del agua, con el apoyo adicional de costillas de plástico reforzado con fibra de vidrio, todo integrado en la estructura colosal de hormigón.

P9

Cortesía de Shimizu Corporation

La propuesta para la “Espiral del océano” es francamente fascinante, y el folleto indaga en algunos detalles de cómo se podrían resolver las dificultades. Sin embargo, Shimizu Corporation tiene fama en esta área, con no menos de ocho conceptos de ciudades futuristas liberados en años anteriores, incluyendo bases lunares, pirámides flotantes y eco-islas.

 Cortesía de Shimizu Corporation


Cortesía de Shimizu Corporation

 

 

Con tantos de estos retos por superar, y poco historial de entrega de sus proyectos más ambiciosos, es quizás más probable que la “Espiral del Océano” sufra la misma suerte que otras propuestas futuristas de Shimizu Corporation.