Finalmente vecinos logran preservar cavas patrimoniales de San Miguel

Cavas patrimoniales de la Viña Concha y Toro en San Miguel © RiveraNotario, vía Flickr

En junio de este año les contamos sobre el riesgo que corrían las cavas patrimoniales de la Viña Concha y Toro, construidas en 1875 en la comuna de San Miguel, ante la construcción de cuatro edificios sobre ellas, a pesar de estar declaradas como Inmuebles de Conservación Histórica.

Como los vecinos no querían que esto ocurriera, crearon la organización “No a Altos del Llano” para lograr su conservación y apertura al público. Luego de cinco meses de conversaciones entre los vecinos, la municipalidad y la inmobiliaria dueña de los terrenos, se acordó que ésta última le entregaría a la municipalidad el subsuelo en donde están las cavas y un acceso a estas por la calle Llano Subercaseaux.

Ahora, la municipalidad será la encargada de destinar el uso del inmueble a un equipamiento de uso público, cultural o recreativo. La propuesta que actualmente se maneja está siendo desarrollada por los tres actores involucrados, considera una plaza pública.

A continuación revisa las imágenes del proyecto preliminar para el lugar.

Los bocetos del proyecto de apertura de las cavas como un espacio público fueron elaborados por Icafal, inmobiliaria que proyecta sobre las cavas la construcción de Altos del Llano, un conjunto de cuatro edificios de 18 pisos y tres subterráneos cada uno.

Si bien algunos de los muros originales de las cavas fueron demolidos, debido a que los permisos lo autorizaban, uno de ellos se mantuvo y tras conversaciones entre la inmobiliaria y la municipalidad, será parte de la nueva plaza. Según contó Ignacio Venegas, coordinador general de No a Altos del Llano, a Plataforma Urbana, este muro permitirá mantener el legado de las cavas en la nueva plaza.

El proyecto de habilitación del lugar como un espacio de uso público deberá ser aprobado por la Dirección de Obras de la Municipalidad de San Miguel y el Ministerio de Vivienda y Urbanismo (Minvu) de acuerdo a los que establece la Ley General de Urbanismo y Construcciones (LGUC).

En este caso, como la entrega del subsuelo y del acceso por la superficie fueron en comodato, éste tendrá una vigencia de 99 años, según consta en la promesa de comodato acordada entre la inmobiliaria y la municipalidad.

La propuesta que por ahora se maneja para el lugar se puede observar en las siguientes imágenes.

Cortesía No a Altos el Llano

Cortesía No a Altos el Llano

Cortesía No a Altos el Llano

Cortesía No a Altos el Llano

Cortesía No a Altos el Llano

Cortesía No a Altos el Llano

Cortesía No a Altos el Llano

La promesa de comodato firmada por la inmobiliaria y la Municipalidad de San Miguel se puede descargar aquí.