Museo a Cielo Abierto La Pincoya: Historia e identidad en murales

Cortesía Museo a Cielo Abierto La Pincoya

En 2012, las calles de la población La Pincoya, en Huechuraba, comenzaron a llenarse de murales como parte de la creación de un Museo a Cielo Abierto.

Desde entonces, los vecinos comenzaron a admirar y valorar esta muestra de arte urbano que les permitió identificarse con el mensaje de cada uno de los nuevos muros.

La idea, que surgió entre artistas locales, fue gestionada por la organización Museo Pincoyano y financiada con fondos públicos. En una primera etapa, se hicieron 10 murales a los que fue necesario sumar otros 20, ya que los vecinos del lugar también querían tener sus muros más coloridos y ver la historia del lugar en donde viven representada en sus calles.

Para conocer más sobre el surgimiento de este Museo a Cielo Abierto, conversamos con José Bustos, uno de los directores de Museo Pincoyano y muralista. Conoce lo que nos dijo a continuación.

El pasado en las calles de La Pincoya

"Niño asesinado en Dictadura" de Carlos Fariña. Cortesía de Museo a Cielo Abierto La Pincoya

Si hay que definir qué es lo que hizo posible este museo, sin lugar a dudas, corresponde al apego que tienen los vecinos de La Pincoya por la historia del lugar en donde viven. Y es que la historia de esta emblemática población se remonta 45 años atrás, en 1969, cuando partió como una toma de terrenos en el sector de Guanaco con Dorsal, en lo que actualmente es Recoleta.

En 1970, estos terrenos fueron tomados por alrededor de 560 familias que rápidamente aumentaron a 2.200, previo al gobierno de Salvador Allende. Es por esto que el Ministerio de Vivienda y Urbanismo de la época decidió trasladarlos a Huechuraba y darles nuevos terrenos como parte de la “operación sitio”, política de vivienda que por familia entregaba un terreno con límites definidos, pero sin urbanizar.

Estas nuevas viviendas dieron origen a la población La Pincoya, integrada por otras seis, siendo la primera de ellas la Población Pablo Neruda. Durante los años ’70, hubo intentos por completar las viviendas de La Pincoya, pero fueron interrumpidos por el Golpe Militar.

"La Mujer Pobladora y Allende" de Gery Plek y Pp. Cortesía Museo a Cielo Abierto La Pincoya

Desde entonces, los pobladores se han dedicado a rescatar su historia a través de la organización ciudadana. En este sentido, una de las agrupaciones que ha participado en esto es Museo Pincoyano, organización que en 2012 comenzó a pintar el Museo a Cielo Abierto.

Uno de sus directores, José Bustos, nos contó que el proyecto del museo nació con el fin de que la gente tenga presente su historia y para que en los lugares por donde caminan todos los días, se puedan identificar con ella.

Como José es muralista, se unió a otros que participaban en los Encuentros de Graffiti Libertario, por lo que decidieron que lo que estaban haciendo en otros lugares de Santiago también lo podían hacer en La Pincoya.

Para hacer esto posible, postularon a recursos públicos, obteniendo así el financiamiento a través del fondo  “A Mover Chile”, entregado por el Instituto Nacional de la Juventud (INJUV).

Nuevos colores para un Nuevo Amanecer

Cortesía Museo a Cielo Abierto La Pincoya.

La primera intervención que hizo la organización se llevó a cabo en el sector de ex Cancha del Hoyo, hoy conocido como Nuevo Amanecer. Aquí pintaron 10 murales de 7 por 6 metros en las casas y negocios de los mismos vecinos que cedieron sus murallas después que la organización les presentó los bocetos que, como cuenta José, muestran la historia de la población, sus necesidades y que también recuerdan a artistas y pobladores que murieron durante la Dictadura.

Como La Pincoya es la suma de varias poblaciones, los vecinos de otros lugares también comenzaron a pedir murales más cerca de sus casas. Fue así como la organización consideró que la petición era justa, según dijo José, así que decidieron pintar otros 20 murales que fueron financiados colectivamente y logrando llevar así el arte a más calles de La Pincoya, y por ende, a más ciudadanos.

En esta oportunidad, la elección de los lugares se hizo a partir de donde tendrían mayor visibilidad. Por este motivo, los muralistas optaron por pintar en las casas y negocios que están en las esquinas y que tienen, en promedio, 2.5 metros de alto por 7 metros de largo.

De La Pincoya a Google

Cortesía Museo a Cielo Abierto La Pincoya.

En junio de este año, Google lanzó Street Art Project, una plataforma que muestra 5.000 imágenes de graffitis y murales de 15 países. De éstas, 1.175 son latinoamericanas y entre estas se encuentran varios murales del Museo a Cielo Abierto en La Pincoya y del Museo a Cielo Abierto en San Miguel.

De esta forma, cualquier persona en cualquier lugar del mundo podrá conocer este gran museo y la ubicación exacta de cada unos de sus murales.

Más murales para los pincoyanos

"Billete de 500 Descolonizado" de Enzo Sam Richi Plek y Mimo. Cortesía de Museo Abierto La Pincoya.

Durante los próximos meses, más murallas de La Pincoya se sumarán al circuito del Museo a Cielo Abierto. Según nos cuenta Bustos, la idea es comenzar a pintar en septiembre y así involucrar a más gente, lo que en su opinión ha permitido que “la población se una y sea más solidaria, creando de esta manera un imaginario colectivo”.