Peatonalización de Times Square estaría lista en 2016

© Snohetta

En 2009, Michael Bloomberg, ex alcalde de Nueva York, cerró parte de la Avenida Broadway a los autos e instaló plazas transitorias con el objetivo de aumentar la seguridad para los peatones y disminuir la congestión vehicular. La medida fue implementada como un experimento y se volvió todo un éxito, y por lo mismo, en febrero de 2010 se hizo permanente entre las avenidas 42 y 47.

De esto ya han pasado más de cuatro años y Times Square ya es un consolidado lugar peatonal en donde diariamente transitan 400 mil peatones y cada año se realizan eventos masivos. Sin embargo, producto de esto el lugar se ha desgastado, por lo que los departamentos de Diseño y Construcción y el de Tránsito de la ciudad le encargaron a la firma noruega de arquitectura Snøhetta que desarrolle un proyecto urbano para aumentar y mejorar el mobiliario del sector y aumentar los espacios peatonales.

Revisa las medidas del proyecto y más imágenes a continuación.

Desde que Times Square cuenta con más espacios para los peatones, las lesiones ocasionadas por accidentes de tránsito bajaron en un 33% y las tiendas aumentaron en un 180%.

Frente a estos buenos resultados, el plan de Snøhetta pretende mejorar aún más el panorama entregando más espacios de calidad para los transeúntes. La primera etapa de los trabajos ya se pueden ver entre las avenidas 42 y 43, ya que fueron inaugurados antes de la última fiesta de Año Nuevo y consistieron en instalar equipamiento urbano y rebajar las veredas para que el lugar sea una explanada, aspectos de diseño que facilitan el drenaje del sector durante las lluvias.

© Snøhetta

En total, los trabajos comprenden la remodelación de 130 mil m{2} y la construcción de cinco plazas entre las avenidas 42 y 47, los que tienen un costo de US$55 millones, siendo así la mayor intervención de las últimas décadas. Éstas cinco nuevas plazas son parte del plan que lanzó Bloomberg durante su mandato y considera la creación de 59 plazas en diversos puntos de la ciudad.

© Snohetta

El diseño que eligió Snøhetta busca fomentar el carácter de espacio público multifuncional integrando la importancia icónica de Times Square y Nueva York. Sobre esto, el arquitecto de la firma, Craig Dykers, dijo que “nuestro objetivo es mejorar la calidad y el ambiente de este lugar histórico para los turistas y lugareños , peatones y ciclistas”.

En este mismo sentido, optaron no sólo por resaltar el aspecto de espacio público que hay en el cruce la Avenida Broadway y la 7º Avenida, sino que de escenario libre que se produce justo en el centro de Manhattan y que al rodeado de edificios emblemáticos crean un ambiente muy identitario de esta ciudad.

© Snohetta

La distribución de los asientos será similar en todas las nuevas plazas para que en conjunto creen una columna vertebral en Times Square que sirva para los eventos públicos y como un sistema de orientación para los turistas. Además, el piso de los paseos peatonales estará hecho con adoquines de hormigón y tendrá discos de acero empotrados para que reflejen -en menor medida- las luces de neón de las pantallas publicitarias en la superficie.

© Snohetta