Hipocentro de Memoria: Un llamado de atención a la vulnerabilidad patrimonial

© Diego Labra

En el marco de la conmemoración del terremoto del 27 de febrero 2010, el Consejo de Monumentos Nacionales (CMN), la Fundación Proyecta Memoria, el INJUV y la Municipalidad de Concepción, pusieron en marcha el proyecto “Soy vulnerable, movilízate por tu patrimonio”, el cual buscó e involucró a jóvenes de la región del Bío Bío en crear conciencia y reflexión crítica sobre la protección y recuperación del patrimonio de la ciudad a través de la formación introductoria en patrimonio y la relación entre los desastres naturales y la acción humana.

Un Hipocentro de Memoria es un llamado de atención a los y las ciudadanos(as) para cuidar su patrimonio, como un acto de visibilización y memoria a la que fue una de las catástrofes patrimoniales más importantes de la historia de Chile reciente, el terremoto del 27-F. Esto con el fin de crear conciencia sobre la fragilidad de nuestro patrimonio y la importancia de preservarlo, donde las “ondas sísmicas graduales” generan en cada peatón un epicentro de conciencia, “imágenes de ondas” que están dentro de nuestro inconsciente colectivo como ser el país sísmico del mundo, donde nos ponen en alerta, pero ahora hacia nuestra historia.

© Patricio Mora

El Monumento Histórico, Restos Muros de Piedra Convento de la Merced declarado en 1977 – ubicado en calle Castellón entre Freire y Maipú en Concepción, próximos a la Iglesia Parroquia de La Merced – fue el inmueble escogido, ya que es el elemento patrimonial más antiguo de la ciudad con más de 244 años, conformado por grandes piedras de granito similares a las que eran utilizadas en las antiguas fundaciones coloniales, siendo el único vestigio anterior al 1900 y que ha resistido más de 8 terremotos, donde el este último, el 27/F no tuvo daños graves, reafirmando y desconociendo su simbolismo de resistencia, único en la ciudad.

© Diego Labra

Durante los días 25 y 26 de febrero, los y las jóvenes tuvieron la oportunidad de conocer diferentes patrimonios vulnerables de la ciudad de Concepción, como el Mercado Central y el Teatro Enrique Molina, además de contar con diálogos de connotados arquitectos e historiadores de la ciudad, fomentando nuestra cultura sísmica y donde el olvido es, sin duda, el gran culpable de la desaparición de nuestro patrimonio arquitectónico.

© Patricio Mora