Guía Urbana de Chile: Universidad de Concepción

© Armando Torrealba para Plataforma Urbana.

La Universidad de Concepción es considerada una de las universidades más bonitas de Chile, y por lo mismo, pasear por sus grandes jardines, caminar por sus pasillos, y conocer sus icónicas instalaciones, es una experiencia única y recomendada para quienes quieran conocer lo más típico de la Región del Biobío.

Recorrer la Casa Central, ubicada en el corazón del barrio universitario, es seguir caminando por las calles de Concepción, ya que está construida como una “ciudad universitaria” que siempre está abierta a la gente. Además, tiene una ubicación privilegiada al estar conectada por senderos con el Cerro Caracol, el “pulmón verde” de la ciudad.

Pero esto no es todo, porque la Universidad cuenta con íconos urbanos que, por su valor arquitectónico y cultural, no se pueden dejar de conocer, como el famoso Arco de Medicina, la Casa del Arte que guarda la colección más grande de pintura chilena, el mural “Presencia de América Latina”, el Campanil y “El Plato”.

Historia

© Armando Torrealba para Plataforma Urbana

Los planes de fundación de la Universidad de Concepción partieron en 1917, cuando un comité de profesionales penquistas reconoció la necesidad de crear una universidad y un Hospital Clínico para los habitantes de la región.

Sin embargo, por diversos motivos económicos, políticos y sociales, la idea no se concretó. Aún así, Enrique Molina, presidente del comité, viajó en 1918 a Alemania, Estados Unidos y Francia, entre otros, para conocer cómo eran las universidades de esos países.

© Armando Torrealba para Plataforma Urbana

A su regreso, la idea de cómo debía ser la universidad ya tenía forma y optó por construirla como una “ciudad universitaria”, permitiendo que fuera un recinto abierto no sólo a los estudiantes, sino que también a la ciudadanía.

© Armando Torrealba para Plataforma Urbana

Teniendo esto en cuenta, el 17 de marzo de 1919 la universidad comenzó a funcionar con la Escuela de Farmacia y se convirtió en la primera universidad fundada fuera de Santiago. Su diseño fue encargado a varios urbanistas, entre los que destaca el plan de Carlos Miranda. No obstante, el plan maestro que hasta hoy es un referente fue creado por el austriaco Karl Brunner. Este consideraba calles interiores para los peatones, edificios de mediana altura y amplios espacios comunes, los que se pueden ver en un recorrido.

Actualmente, la Universidad de Concepción es un lugar de paseo y un polo cultural de la VIII región, ya que durante los fines de semana es muy común ver a ciclistas y turistas que recorren cada rincón, aprovechando de ir a un evento o visitando alguna muestra.

El Arco de la Universidad de Concepción

© Armando Torrealba para Plataforma Urbana

Una de las imágenes más clásicas de Concepción corresponde al ex Arco de Medicina, el mismo que marca la entrada principal de la universidad por la avenida Roosevelt.

Su atractivo se debe a que tiene un enorme mural en relieve, o friso, que cubre toda la cara del arco que da hacia la calle, y que muestra a hombres y mujeres que llevan distintos símbolos de las ciencias que se juntan en el escudo de la universidad.

El mural fue diseñado por el escultor argentino Mario Omerzzano, quien lo fabricó entre 1945 y 1950. Desde entonces, su obra no sólo es un símbolo universitario, sino que es un ícono de la ciudad.

© Armando Torrealba para Plataforma Urbana

Al cruzar el arco y pasar bajo la Facultad de Ciencias Biológicas, se llega a la avenida Enrique Molina -llamada así por uno de sus fundadores y rector- en donde está la Facultad de Farmacia, una de las primeras de la universidad. Esta avenida es un paseo peatonal que lleva a los visitantes a los principales hitos urbanos de esta Casa de Estudios.

Campanil, Foro Universitario y Biblioteca Central

© Armando Torrealba para Plataforma Urbana

En el gran patio central, lo primero que se ve es el Campanil, una torre de 42 metros inaugurada en 1944, que desde entonces, también es una de las postales más típicas de Concepción.

El concepto del Campanil fue propuesto por el rector Enrique Molina, quien se guió por los modelos de estas columnas que vio en la Universidad de California (EE.UU.) y en la Plaza de San Marcos (Italia) y que se adecuaban a su idea de “ciudad universitaria”.

Cada ciertas horas, emite distintas melodías que se pueden escuchar desde cualquier patio de la universidad. En su interior, hay una escalera que lleva hasta un balcón ubicado en la punta de la columna. Si bien hasta hace un par de años se podía subir, esto se prohibió para cuidar el edificio.

© Armando Torrealba para Plataforma Urbana

El Campanil está en un costado de las escaleras que dirigen al Foro Universitario, una gran explanada soterrada que funciona como un teatro al aire libre en donde se hacen eventos. Como está ubicado cerca de la entrada y en el centro de la universidad, es un clásico punto de encuentro.

En una de sus murallas hay una gran fuente de agua decorada con mosaicos que sostiene un monumento, hecho por el escultor Samuel Román, en honor a los fundadores de la universidad.

Bajo las escaleras del Foro, hay un boulevard que tiene oficinas públicas y kioskos, y es donde se instalan vendedores de artesanías. Al subir estas escaleras, se puede ver una de las imágenes más completas de este lugar compuesta por gran parte de los íconos de la Universidad, como el Arco, el Campanil, el Foro, continuando con la enorme Plaza del Estudiante que es un verdadero jardín en el medio de la universidad, la Biblioteca Central, y de fondo, el cerro Caracol que rodea gran parte de la universidad.

Edificio “El Plato”

© Armando Torrealba para Plataforma Urbana

En un costado de la Biblioteca Central está uno de los edificios que más llaman la atención, sobre todo por su forma. Se trata del Edificio Salvador González, más conocido como “El Plato”, por su parecido a un ovni, ya que tiene forma de cilindro y el techo hundido.

© Armando Torrealba para Plataforma Urbana

Su diseño fue hecho por el arquitecto Gonzalo Rudolphy y su inauguración se hizo en 1972. Aunque fue construido para que tuviera un centro de eventos, hoy cuenta con una cafetería y ocho salas de clases, de las cuales algunas tienen capacidad para 250 personas.

Estadio

© Armando Torrealba para Plataforma Urbana.

La cancha sintética de fútbol, las multicanchas y la pista atlética están a los pies del cerro Caracol. Por esta razón, los estudiantes de la Universidad de Concepción son privilegiados al practicar algún deporte, porque en todo momento tienen una vista increíble del cerro.

Además, los estudiantes no se tienen que trasladar hasta otra facultades como ocurre en algunas universidades chilenas, porque todas las canchas están dentro de la universidad, y cuando llueve, pueden seguir practicando en alguno de los dos gimnasios techados.

Mural “Presencia de América Latina”

© Armando Torrealba para Plataforma Urbana

A sólo unos metros de la entrada principal de la universidad está la Casa del Arte, una galería que reúne la colección más grande de pintura chilena y que guarda el enorme mural “Presencia de América Latina”. Esta obra, ubicada en el hall principal, tiene 35 metros de largo por seis de alto, por lo tanto, es lo primero que se ve al entrar a la Casa, ya que con sus 250 m{2} incluso cubre parte de la escalera interior del edificio.

Este mural, reconocido en 2009 como Monumento Histórico, fue pintado por el mexicano Jorge González Camarena junto a un grupo de colaboradores, entre los que estaban los chilenos Albino Echeverría y Eugenio Brito. Esta obra, junto al edificio en donde está la Casa del Arte, fueron regalados por el gobierno mexicano luego del gran terremoto de 1960 que afectó a Chile.

Si bien existen varias historias y teorías para entender el significado de algunas partes del mural, la idea con mayor consenso explica que el autor quiso demostrar la unidad entre las comunidades del continente, lo que se reafirma con un verso de Pablo Neruda escrito en la parte superior: “…y no hay belleza como esta belleza de América extendida en sus infiernos en sus cerros de piedra y poderío y en sus ríos atávicos y eternos…”.

Hay que ver: Cerca del Campanil está la Laguna Los Patos, un muy lindo lugar hasta donde llegan parejas recién casadas y turistas a tomarse fotos con los cisnes de cuello negro y patos.

Ubicación:

– Casa Central: Víctor Lamas 1290.
– Casa del Arte: Chacabuco, esquina Paicaví S/N.

Horarios:

– Casa Central: Abierta todo el día.
– Casa del Arte: Martes a viernes de 10.00 a 18.00 hrs. Sábado: 11.00 a 17.00 Domingo: 11.00 a 14.00.

Entradas: Gratis.