Guía Urbana de Chile: Mina San José y Museo Regional de Atacama “Casa de la familia Matta”

Mina San José © Armando Torrealba para Plataforma Urbana

La historia de la ciudad de Copiapó y sus alrededores, sin duda está marcada por las hazañas y también por las tragedias que se han producido en torno a su principal actividad: la minería.

Una de estas recientes historias corresponde a una tragedia, que por suerte tuvo un final feliz. La historia del derrumbe de la Mina San José, donde 33 mineros quedaron atrapados a cerca de 700 metros de profundidad, para 69 días después ser rescatados, dio la vuelta al mundo y dejó en la zona hitos que hoy recuerdan a sus visitantes la rudeza de lo que significa ser un minero.

En esta guía se recorren esos símbolos y también el Museo Regional de Copiapó “Casa de la Familia Matta”, donde está expuesta hoy la cápsula Fenix 2 con la que fueron rescatados los 33 mineros, museo que también cuenta otros hechos importantes de la larga historia de Copiapó.

Mina San José

© Armando Torrealba para Plataforma Urbana

Al noroeste de Copiapó, por un hermoso camino entre dunas, donde el desierto muestra en plenitud sus maravillosos colores, están varias de las minas de la zona. Una de ellas es la mina San José, la cual después de la tragedia de los 33 mineros, sólo es visitada por quienes llegan hasta el lugar a recordar ese episodio.

Al entrar, sobre un cerro, están las 33 banderas que recuerdan que fueron 33 los mineros de la tragedia vivida el año 2010. 32 banderas chilenas y 1 boliviana, se mueven con el viento del desierto.

© Armando Torrealba para Plataforma Urbana

Justo bajo ese cerro está el monolito, donde se puede leer en una placa “Estamos bien en el refugio los 33”, esa mítica frase que los mineros mandaron escrita en un papel desde las profundidades de la tierra hasta el exterior para avisar que, aunque habían pasado 17 días, aún estaban vivos.

Un par de casetas de madera y un cuidador reciben a quienes visitan la mina. Sólo unos pocos metros más allá está la entrada al socavón. Aunque está la mina misma está clausurada con una reja, se puede llegar justo hasta la entrada y ver los primeros 20 o 30 metros con los que la mina comienza a introducirse bajo la tierra.

Mina San José. © Armando Torrealba para Plataforma Urbana

Un poco más allá de la entrada a la mina se ven algunas banderas. Ellas muestras los lugares donde se construyeron distintos sistemas para mantener contacto con los mineros, como “la paloma”, con la que se iban a buscar las cartas y mensajes. Este mecanismo también servía para enviarles comida, agua y noticias. Otra bandera está puesta en el lugar donde la cápsula Fénix 2 hizo sus viajes a las profundidades para traer con vida a la superficie a cada uno de estos hombres.

Al llegar a Copiapó, nos seguimos encontrando con cosas que recuerdan lo sucedido. Una de ellas es una gran estatua plateada que el gobierno chino regaló a Copiapó y que está puesta en la calle Copayapu.

Museo Regional de Atacama “Casa de la familia Matta”

© Armando Torrealba para Plataforma Urbana

Todos querían quedarse con ella. ¿Dónde se quedaría la cápsula Fenix 2 con que fueron rescatados cada uno de los 33 mineros? Finalmente la cápsula, uno de los máximos símbolos de esta hazaña, está en el Museo Regional de Copiapó “Casa de la familia Matta”.

Al entrar a este pequeño, pero interesante museo, lo primero que se ve en su patio central es la cápsula Fenix 2 original, la que se usó para rescatar a los 33 mineros de la mina San José y que recuerda a todos quienes viven en Copiapó y a los turistas que visitan esta ciudad, que gracias a ella estos mineros están hoy con vida.

© Armando Torrealba para Plataforma Urbana

También en este museo, está el papel original en el que se puede leer “Estamos bien en el refugio los 33”, ese que dio vuelta al mundo en manos del Presidente de Chile y que luego volvió a Copiapó.

© Armando Torrealba para Plataforma Urbana

El papel se encuentra expuesto en la “Sala de la Minería” del Museo Regional y a pocos metros están algunos de los objetos personales de Omar Reigada, uno de los mineros rescatados. Una camiseta, su casco de minero, sus bototos y una de las cartas que envió a su familia mientras aún estaba a cerca 700 metros bajo tierra, están entre otros objetos.

© Armando Torrealba para Plataforma Urbana

La entrada de esta sala simula el socavón de una mina cavada artesanalmente, tal como lo hacían los primeros pirquineros de la zona. Mientras se avanza por ella se puede ir descubriendo y conociendo a través de objetos, la historia de la minería, aquella que se dio de forma natural en este sector -debido a la gran abundancia de minerales de la zona- y que fue evolucionando junto con la historia de los yacimientos y la tecnología. Así se pueden ver los zapatos de cuero y bolsos que usaban los mineros en los primeros pirquineros y otros utensilios usados en distintas épocas de la historia minera.

© Armando Torrealba para Plataforma Urbana

Pero no sólo de historia y hazañas de la minería nos habla este museo. El museo se encuentra en la Casa de la familia Matta, una casa que recuerda la época de oro de Copiapó, o mejor dicho la de plata, ya que esta familia construyó esta casa entre 1830 y 1840, cuando eran dueños de la mina Chañarcillo, famosa en la época por ser un gran yacimiento de plata. Una casa que hasta hoy está muy bien mantenida y cómo no, si en la época de su construcción era una de las mejores casas que habían en Copiapó y también en Chile. Así lo demuestra su antigua lámpara a gas, que se puede ver en la “Salón de tertulias del siglo XIX”, que alumbraba esta casa cuando en Chile las casas que tenían el privilegio de tener luz eran contadas con los dedos de una mano.

© Armando Torrealba para Plataforma Urbana

En esta misma sala también se exhiben otros muebles que datan de esta época. En sus paredes se pueden ver retratos de atacameños ilustres como Felipe Santiago Matta Goyenechea, dueño de la casa durante gran parte del siglo XIX, o el de Pedro León Gallo, líder de la revolución de 1859, quien algunos dicen que es “el primer indignado de Chile” y que lideró esta revolución para pedir que las riquezas generadas en las regiones de Chile fueran mejor repartidas a lo largo del país.

© Armando Torrealba para Plataforma Urbana

La segunda sala muestra la Guerra del Pacífico. En Copiapó se crearon los Batallones de Atacama que participaron en esta guerra, los que después se hacen famosos al escribirse “Adiós al Séptimo de Línea”, de Jorge Inostroza, el cual está basado en estos batallones. En la sala están expuestos algunos de los rifles de la época y condecoraciones, entre otros objetos. El recorrido continúa contando la historia de Chañarcillo, la famosa mina de plata descubierta por Juan Godoy, un joven arriero mestizo, yacimiento que luego fue propiedad de las familias Matta y Gallo.

También en esta sala hay parte de la historia del primer ferrocarril, ya que en su puesta en marcha participó la familia Matta Goyenechea.

Por último, hay una sala donde se exhiben cronológicamente objetos que cuentan la historia de los habitantes de Copiapó, pasando por las culturas Prehispánicas que habitaron la zona, hasta llegar al momento de “El encuentro”, donde la cultura indígena se encuentra con la española.

La Casa de la familia Matta que hoy alberga este museo fue construida en 1830 y habitada por la familia hasta 1940. Fue declarada Monumento Nacional en 1979.

La Biblioteca

© Armando Torrealba para Plataforma Urbana

La Biblioteca Patrimonial del museo tiene más de 100.000 libros, de los cuales la mayoría fueron publicados durante la segunda mitad del siglo XIX. Los antiguos libros que aquí se encuentran están escritos en francés, inglés, alemán y español. Vale la pena detenerse a mirar los títulos de esta biblioteca, ya que en ella se encuentran libros únicos y algunos bastante raros que no hay en otras partes de Chile.

© Armando Torrealba para Plataforma Urbana

Aunque no hay problema con entrar a la biblioteca y mirar los libros a través de las vitrinas, para sacarlos de ellas se debe pedir una autorización y hay que trabajar con mascarilla y guantes, ya que cada uno de estos libros es una pieza de museo.

“Todo comenzó en Copiapó”

Cuentan en el museo que la historia moderna de Chile comenzó en Copiapó. Es por eso que en la Biblioteca hay una obra pictórica llamada “La Toma de Posesión”, creada por el pintor chileno Guillermo Lorca Gargía-Huidobro, la cual ilustra la toma de posesión de Chile por Pedro de Valdivia, en el sector de Chamonte. Este hecho inicia la historia de Chile.

Hay que ver: Una gran fotografía en la Sala de la Minería del Museo Regional que muestra la mina Chañarcillo en sus últimos años.

Ubicaciones, horarios y entradas

Museo Regional de Atacama: Calle Atacama 98.

museodeacatama.cl

Lunes de 14.00 a 17.45 hrs.
Martes a Viernes: de 9 a 17.45 hrs.
Sábado de 10.00 a 12.45 hrs y de 15.00 a 17.45 hrs
Domingo de 10.00 a 12.45 hrs.

Valor entrada: Adultos $600, niños y tercera edad $300

Mina San José: A 29 km al noroeste de Copiapó. Está señalizada desde la calle Copayapu.