Guía Urbana de Chile: Mejillones y Hornitos

Reconocidas por sus aguas cálidas y cristalinas, arenas blancas e increíbles acantilados de más de 30 metros, las playas de Mejillones y Hornitos son consideradas por muchos como unas de las mejores de Chile, y por lo mismo, pasar por ellas es una recomendación para cualquiera que visite la región de Antofagasta.

Ubicados al norte de Antofagasta, los balnearios se distancian entre sí por sólo 35 km. Aparte de sus playas, cada uno tiene su propio encanto. En el caso de Mejillones, sus edificios neoclásicos recuerdan a sus habitantes y turistas su pasado como puerto boliviano y estación de trenes. En Hornitos, la posibilidad de recorrer las grietas entre los acantilados y su silencio son grandes atractivos para quienes buscan playas más exclusivas. Lo mejor, es que en los dos lugares se puede disfrutar de una gastronomía rica en productos del mar, reafirmándolos como paradas obligadas en la segunda región.

Mejillones

Balneario Municipal de Mejillones

Desde sus orígenes, la ciudad ha estado ligada a la actividad industrial y portuaria, lo que fue posible gracias a la construcción de un puerto menor en 1845, ordenado por José Ballivián, presidente de Bolivia, que tenía la soberanía en el lugar. Sin embargo, esto cambió con el Combate Naval de Angamos, ocurrido en las costas de Mejillones en octubre de 1879 y que estuvo marcado por la captura del buque peruano Huáscar. Este hecho, que forma parte de la Guerra del Pacífico, marcó el traspaso de la ciudad a territorio chileno, siendo oficialmente fundada por el presidente Germán Riesco, el 7 de febrero de 1906.

En los años siguientes, Mejillones alcanzó cierto protagonismo entre las demás ciudades costeras debido a su puerto construido en su península que está protegida de los vientos del sur, que permitió el desarrollo económico de la ciudad. De hecho, hoy en día el puerto no ha perdido por completo su importancia.

Ya sea en auto, buses turísticos o en camionetas y gracias a su cercanía con Antofagasta –a sólo 65 kilómetros- se ha convertido además en un lugar ideal para practicar buceo y pesca deportiva.

Capitanía del Puerto de Mejillones

Capitanía del Puerto de Mejillones

Desde cualquier punto del Balneario Municipal, principal playa de Mejillones, es posible ver la Capitanía del Puerto, el único edificio ubicado en el borde costero de la ciudad. Construido entre 1909 y 1914, y diseñado por el arquitecto Leonello Bottacci, este edificio que destaca por su estilo neoclásico inglés y por estar pintado de blanco y rojo, es parte de una de las postales clásicas de Mejillones. Actualmente, funciona como sede de la Armada de Chile.

Museo Histórico y Natural de Mejillones

Interior Museo Mejillones

En la calle Francisco Antonio Pinto se encuentra el Museo Municipal, inaugurado en 1997. Sin embargo, la historia del edificio se remonta a 1910, año en que fue construido por Bolivia para que funcionara como Aduana.

Desde que el edificio fue convertido en museo, tiene colecciones que muestran la historia de Mejillones. Por esto, en la Sala de Arqueología se pueden ver restos momificados de changos, los primeros habitantes de la región, y en la llamada Sala Natural se muestran animales embalsamados, como un jote de cabeza colorada y varios tipos de jaibas. En la exposición más actual se aprecian antigüedades donadas por los habitantes y fotos de la teleserie Romané, la que usó como escenario a esta ciudad.

Estación de trenes F.C.A.B.

Estación de trenes FCAB

El desarrollo urbano de Mejillones se inició en 1906 con la construcción de la estación del Ferrocarril Antofagasta Bolivia (F.C.A.B.), que servía como transporte de carga y para trasladar pasajeros entre Antofagasta y distintos puntos de la pampa salitrera. Ubicada al este de la ciudad y marcando el limite urbano de ella, fue construida con pino oregón importado desde EE.UU. La maestranza, ubicada al lado de la estación, es reconocida como la más grande de Sudamérica y la segunda de la costa oeste del Pacífico. Hoy en el lugar – que dejó de funcionar en el rubro ferroviario durante los años ’80 – funciona la Radio Mejillones.

Como reconocimiento a quienes trabajaron en la maestranza, se instaló en 1976 en la plaza que se encuentra frente a la estación, el Monumento al Trabajador Ferroviario del F.C.A.B.

Monumento al Trabajador Ferroviario

Templo Católico Corazón de María

Templo Católico Corazón de María

Al igual que la mayor parte de los edificios de Mejillones, la iglesia más antigua de la ciudad también fue hecha en base a madera de pino oregón en 1906. Llamada comúnmente como Iglesia de Mejillones, fue diseñada por el arquitecto Onofre Montané y está ubicada en el norte de la ciudad.

Cementerio Municipal

Cementerio Municipal

Desde el acceso a Mejillones por la Ruta 1, la primera gran construcción neoclásica que se ve es el edificio del Cementerio Municipal. Ubicado junto a la carretera y la línea del tren, el cementerio destaca por sus muros de concreto blanco que rodean las cientos de tumbas que en su interior tienen como techo el azul cielo del desierto. El cementerio fue construido entre 1913 y 1916, y diseñado por Bottacci, el mismo arquitecto de la Capitanía del Puerto. En el techo de su única cúpula tiene un óleo que hace que todos los visitantes giren en círculos inconscientemente, mientras miran hacia arriba. La pintura y su ubicación son un clásico ejemplo de la influencia de las iglesias europeas en Chile.

Al ingresar al patio central, objetos personales sobre las tumbas, como cigarros, banderas de fútbol, peluches y flores artificiales, permiten conocer un pedacito de la historia de quienes aquí descansan. El silencio absoluto que entrega el desierto en los alrededores del cementerio y dentro de éste, sólo es interrumpido a ratos por el viento y por el tren que pasa a sólo unos metros.

Hornitos

Hornitos

Ubicado a 90 km. al norte de Antofagasta, sus acantilados gigantes y playas sin rocas hacen que muchos consideren a Hornitos como uno de los balnearios con las mejores playas de Chile. En el verano, las temperaturas alcanzan los 28ºC, lo que convierte a este balneario en una de las playas más apreciadas de la región.

En Hornitos el espectáculo comienza incluso antes de llegar a la playa. En el acceso principal, desde la Ruta 1, se aprecian rocas oscuras rodeadas por dunas que se pueden recorrer fácilmente a pie. Al pararse sobre estas rocas, que en algunos puntos tienen más de un metro de alto, se obtiene una vista panorámica de la Cordillera de la Costa que continúa con una meseta desértica y termina con los acantilados sobre la playa.

Acceso a Hornitos

En Hornitos hay sólo una calle, la cual tiene cinco kilómetros de largo y actúa a la vez como costanera. En ella se puede relajadamente andar en bicicleta, caminar o trotar. Aquí, además, están las aproximadamente 300 casas que conforman el balneario y que se ubican una al lado de la otra, porque tras ellas inmediatamente están los acantilados.

Hornitos

Estos enormes muros de piedra son los responsables de las condiciones climáticas del lugar, ya que en ellos rebota la brisa marina que pasa sobre los bañistas en la playa y vuelve al mar de suave oleaje.

En algunos sectores es posible caminar entre las grietas que se forman entre las rocas de los acantilados. La sensación que se genera al entrar a este lugar, mientras se pisa la arena y se ve el cielo entre las rocas, es un imperdible durante una visita a Hornitos.

Hornitos

Hay que ver: A pesar que la antigua maestranza del Ferrocarril Antofagasta Bolivia (F.C.A.B.) está cerrada al público, sus antiguos trenes se pueden a través de los muros de la estación.

Ubicaciones, horarios y entradas.

– Para llegar a Mejillones desde Antofagasta, se debe tomar la Ruta 1 hacia el norte. El desvío de acceso está señalizado.

– Capitanía del Puerto de Mejillones: En el borde costero del Balneario Municipal, a la altura de la calle Francisco Antonio Pinto.

– Museo Histórico y Natural de Mejillones: Francisco A. Pinto Nº 110.

Horarios. Lunes a Sábado: 10.00 hrs. a 14.00 hrs. Domingo y festivos: 10.00 hrs. a 14.00 hrs. Entradas: $300. Adultos mayores y niños no pagan.

– Estación de trenes FCAB: Andalicán s/n.

– Cementerio Municipal de Mejillones: En un costado de la Ruta B-262, acceso a Mejillones por la Ruta 1.

– Templo Católico Corazón de María: Esquina de las avenidas Almirante Latorre con Almirante Castillo.

– Hornitos: Desde Antofagasta se debe tomar la Ruta 1 hacia el norte y luego el desvío hacia Hornitos. El acceso tiene tres kilómetros.