Las intervenciones urbanas de “Filthy Luker” que en octubre llegarán a Chile

Fuente: thisiscolossal.com

En octubre de este año se hará la segunda versión de Hecho en Casa, festival de arte e intervenciones urbanas que durante 10 días estará presente en Santiago. Las personas podrán caminar por las calles que siempre pasan, pero con la diferencia que podrán interactuar con las muestras hechas por artistas nacionales e internacionales.

Entre los invitados internacionales ya hay dos confirmados: Roadsworth y Filthy Luker. El primero es un artista canadiense que se dedica a pintar las calles con demandas ciudadanas, como la construcción de ciclovías, y grandes pinturas cómicas que cubren calles completas. El segundo es un grupo integrado por los ingleses Luke Egan y Pete Hamilton, quienes le dan vida a basureros, bancos, grifos y puertas con graffitis y ojos inflables. También realizan intervenciones con grandes esculturas, también inflables, que se han presentado en el festival de Glastonbury y en el Cirque du Soleil.

A continuación encontrarás parte del trabajo de Filthy Luker que podrás ver en Santiago.

Desde 1996 el grupo se dedica a instalar cohetes o lápices en los techos de edificios, a enterrar ovnis en los parques y a meter tentáculos de pulpos en edificios que aparecen por las ventanas, una tendencia que no se había visto en otras intervenciones. Es por esto que el mayor logro de este dúo, y por lo que es principalmente reconocido, es la capacidad que tuvieron para encontrar su propio estilo en el arte urbano que ataca la normalidad de las ciudades.

Fuente: thisiscolossal.com

El trabajo de Filthy Luker se divide en tres áreas: “Art Attacks”, “Manifestations” y “Street Life”. El primer estilo engloba las esculturas inflables, las mismas que en octubre se podrán ver en algunas fachadas del centro de Santiago.

Fuente: thisiscolossal.com

El segundo consiste en usar animales disecados o inflables para recrear el ambiente en donde vivían y enseñarles esto a los niños. Por ejemplo, en una oportunidad se montó el fondo del mar para que las personas vieran qué animales viven ahí.

El último estilo, “Street Life”, se basa en usar ojos inflables en objetos que se encuentran en las calles, como árboles, bancos y teléfonos, para llamar la atención de las personas y hacer que se sientan vigiladas mientras caminan.

Fuente: culturainquieta.com

Al principio, el grupo instalaba su trabajo en las calles de Bristol (Inglaterra), pero como de a poco se fue haciendo más conocido, las personas de otras partes pedían que fueran hasta sus ciudades y plasmaran su arte. Los británicos aceptaban, y al igual que como lo hacían en Bristol, colocaban sus intervenciones en la noche para que no fueran sacadas por la policía. Si bien esta no es la mejor situación, era la única opción para acercar el arte a la gente. Por esta razón, Egan opina que “no creo que ser ilegal haya de ser una característica necesaria para considerar una obra como arte callejero. Lo importante es que la gente pueda verla y acceder a ella”.

Una intervención que hicieron el año pasado, y que permitió que el público interactuara directamente con ésta, fue la recreación del juego “Space Invaders” en una de las fachadas del municipio de Manchester. Cada ovni del juego fue hecho con el reciclaje de barreras y conos de tránsito, y la pantalla del juego era de 17 m. de alto, haciendo que el edificio se destacara por su nueva fachada a varios metros de distancia.

Fuente: urbanghostsmedia.com

A unos metros del edificio se colocó un pilar con los controles que dejaban que las personas le dispararan a los aliens que estaban iluminados con luces LED. Así, cuando era de noche, las personas podían jugar en esta máquina gigante de arcade montada en un edificio.

Fuente: dailymail.co.uk

En este primer video podrás ver cómo se montó la intervención “Space Invaders” y cómo funcionaba, y en el segundo, cómo el colectivo montó la intervención del fondo del mar.

YouTube Preview Image

YouTube Preview Image