Guía Urbana de Chile: Vicuña, Valle del Elqui

© Plataforma Urbana

Imponentes cerros dorados, cielos despejados y toda la vida que arrastran consigo los ríos, abrazan la ciudad de Vicuña hace 192 años, cuando ésta se erigió en la zona donde hoy comienza el Valle del Elqui; un territorio fértil, místico y dueño de una cultura propia que se ve reflejada en sus paisajes, sus pueblos y su gente.

Aunque es un sitio tranquilo que aún conserva un ritmo de pueblo, durante todo el año llegan turistas para vivir en carne propia todo lo que se dice de Vicuña: que es la primera ciudad del Valle del Elqui, uno de los mejores lugares para ver las estrellas, la capital del pisco chileno y la ciudad natal de la poetisa Gabriela Mistral. Además, la Iglesia, la Torre Bauer, la Casa de la Cultura y el Museo Gabriela Mistral son los hitos urbanos que mejor reflejan la historia e identidad de Vicuña.

Hacia el este de La Serena por la ruta 41 camino internacional a San Juan, Argentina, las montañas y cerros se van haciendo cada vez más empinados. Las viñas van apareciendo como si fueran enormes manteles rojos, naranjos, verdes y amarillos que son aprovechadas para producir la mayor cantidad de pisco del país. Algunas casas se asoman tímidas al camino hasta que el embalse Puclaro, construido en 1996, se apropia del paisaje con una zona inundable de 760 hectáreas.

62 kilómetros después -cruzando el río Elqui- se llega a Vicuña, la ciudad que fue fundada el 22 de febrero de 1821 por el Coronel Joaquín Vicuña Larraín con el nombre de “Villa de San Isidro de Vicuña”.

Puente de entrada a Vicuña sobre el río Elqui. © Plataforma Urbana

Para celebrar su aniversario, durante enero y febrero, en Vicuña se realiza una gran fiesta popular que tiene más de 100 años en el Valle del Elqui: cada pueblo lleva su propia reina, donde se organizan bailes, tocan músicos y desfilan carros alegóricos.

Pero antes de la conquista en siglo XIX, los primeros habitantes fueron los de la Cultura El Molle, que surgieron en el periodo del 300 a.C. y que, a través de los siglos, fueron invadidos por los Diaguitas, los Chinchas, los Incas y los españoles.

Viñas en el Valle del Elqui. © Plataforma Urbana

Plaza de Armas

Considerada una de las más hermosas del Norte Chico, la plaza principal de Vicuña tiene senderos amplios, frondosos árboles y antiguas bancas que probablemente están desde la creación de la plaza en 1910, cuando se creó con motivo del centenario de Chile. Antes de ser construida, el terreno era un sitio baldío donde los vicuñenses solían pasear, hacer carreras a caballo y algunas celebraciones.

Ya en 1972 la plaza fue remodelada bajo la dirección de la Escuela de Canteros de Chile y de los escultores Samuel Román y su hijo Héctor, mientras los jardines fueron diseñados por el paisajista Luis Nakagawa.

Actualmente, en la plaza destacan un escenario, diversas esculturas y dos bustos: el de Ramón Herrera Rojas, un elquino reconocido por su espíritu altruista llamado “Padre de los pobres”, y el de Antonio Varas, quien fue parlamentario de la jurisdicción por varios periodos e impulsó diversos proyectos para la zona. Además, el gran rostro de la poetisa Gabriela Mistral esculpido en piedra y ubicado al centro de la plaza, a modo de pileta, es el protagonista de esta plaza.

Escultura de Gabriela Mistral hecha por Samuel Román. © Plataforma Urbana

Cabildo y Torre Bauer

Por primera vez en 1826 el territorio chileno fue dividido en 8 provincias, cada una con sus departamentos. Así se formó el Departamento de Elqui que abarcaba todo el Valle y Vicuña fue su capital. El primer Intendente de la provincia fue el fundador del pueblo, Joaquín Vicuña Larraín, quien puso en marcha el Cabildo ese mismo año, donde en una pequeña casa frente a la Plaza de Armas se reunían el alcalde y los regidores, hasta que en 1872 Vicuña obtiene el título real de “ciudad”, cuando comienza a llamársele “Vicuña” en honor a su fundador.

Antiguo Cabildo de Vicuña. © Plataforma Urbana

Actualmente el Cabildo está abierto al público como un pequeño museo que exhibe retratos de los alcaldes y breves reseñas de sus obras en la ciudad. Precisamente uno de los alcaldes de Vicuña fue Adolfo Bauer, alemán que luego se nacionalizó chileno y que es recordado en la ciudad por ser amable, alegre y por amar profundamente a Chile. Sin embargo, la nostalgia por su tierra natal lo llevó a encargar la construcción de la Torre Bauer de diseño típico alemán -eterna postal de Vicuña- y ubicarla al lado del antiguo Cabildo en 1905.

Plaza de Vicuña y la Torre Bauer. © Plataforma Urbana

Templo de la Inmaculada Concepción

A un costado de la Torre Bauer, en Calle Gabriela Mistral, se levanta el Templo de la Inmaculada Concepción con los mismos colores rojo y blanco de la torre. Fue inaugurado en 1909 y construido en el terreno donde estuvo la Iglesia Matriz de Vicuña, de 1836. En su interior, se pueden ver frescos en el cielo de la iglesia, una imagen de la Virgen del Carmen que fue llevada por las tropas de la Guerra del Pacífico y la pila donde se bautizó Gabriela Mistral en 1889.

Templo de la Inmaculada Concepción. © Plataforma Urbana

Casa de la Cultura y Biblioteca Pública

Ubicadas en calle Chacabuco, frente a la Plaza de Armas, están la Casa de la Cultura y la Biblioteca Pública, dentro del mismo edificio donde en un principio funcionó la Escuela Superior de Niñas de Vicuña de la que fue alumna Gabriela Mistral. Este es uno de los centros culturales más importantes de la ciudad donde todo el año se realizan exposiciones de arte, charlas y foros.

Biblioteca Pública de Vicuña. © Plataforma Urbana

Museo Entomológico y de Historia Natural

Compartiendo la misma casa de la Biblioteca está el Museo Entomológico y de Historia Natural que sorprende a adultos y niños con su colección de insectos provenientes de Chile, África y Asia, y que han sido recolectados durante los últimos 18 años. Los que más destacan son las mariposas y escarabajos de gran tamaño, además de los fósiles de un cefalópodo africano.

Museo Entomológico y de Historia Natural. © Plataforma Urbana

Feria Artesanal

Petacas de pisco, instrumentos musicales y objetos decorativos hechos con madera de cactus, tejidos de lana de oveja y alpaca, accesorios de cuero y muchos souvenirs con los hitos de Vicuña y motivos artísticos diaguitas, son los atractivos de la Feria Artesanal de la ciudad ubicada frente a la Plaza.

Productos típicos del Valle del Elqui. © Plataforma Urbana

Museo Gabriela Mistral

Lucila Godoy Alcayaga nació el 7 de abril de 1889 en Vicuña, en una pequeña casa de adobe de una habitación. Allí vivió su primera infancia hasta que se trasladó a Montegrande, el penúltimo pueblo del Valle del Elqui donde hoy está su tumba. Sin embargo, su casa natal aún se conserva en Vicuña y tras ella se abre al público el Museo Gabriela Mistral, que hoy es un Centro Cultural que cuenta con una biblioteca y una colección de manuscritos originales, publicaciones de Mistral en los diarios La Alianza y La Voz del Elqui y una libreta con temas que abordaría más tarde en sus poemas.

Habitación donde Gabriela Mistral nació y vivió su primera infancia. © Plataforma Urbana

El centro cultural fue creado en 1935 por iniciativa de un grupo de vecinos y del alcalde Julio Álvarez, quienes tenían el objetivo de formar un lugar que apoyara las iniciativas culturales de la zona y rindiera homenaje a Mistral. El Museo recién fue inaugurado en 1957.

Museo Gabriela Mistral. © Plataforma Urbana

En las salas del Museo está la colección dividida en seis aspectos de la vida de la Premio Nobel de Literatura: Origen y Paisaje, América, Legado Atkinson, Poesía y Obra, Vida Pública y Espiritualidad. Entre estos, destacan los más de mil volúmenes de la colección de la biblioteca personal de Mistral, otra similar con los libros escritos por ella, un retrato de su madre y objetos personales significativos de su vida.

Retrato de la madre de Gabriela Mistral. © Plataforma Urbana

Alrededores de Vicuña

Como legado de la ocupación española en el Valle del Elqui, aún se conservan lo que en un principio fueron asentamientos indígenas y luego, caseríos. Uno de ellos es el encantador pueblo Diaguitas, el que a solo 9 kilómetros de Vicuña deslumbra con sus fachadas continuas de distintos colores, una larga calle principal adoquinada, murales con temáticas diaguitas y las antiguas plaza e Iglesia; todo muy bien conservado.

Por el camino a Diaguitas también se llega al observatorio Cerro Mamalluca, el más cercano a Vicuña que permite observar el universo desde uno de los cielos más limpios del mundo.

Plaza del Pueblo Diaguitas. © Plataforma Urbana

Hay que ver: En el Museo Gabriela Mistral está la bolsita con tierra del Valle del Elqui que ella llevó a varios de sus viajes por el mundo.

Ubicación:

– Museo Entomológico y de Historia Natural: Calle Chacabuco N°334, frente a la Plaza de Armas.

– Museo Gabriela Mistral: Calle Gabriela Mistral esquina Baquedano.

Horarios:

– Museo Entomológico y de Historia Natural: En invierno está abierto de lunes a domingo de 10:30 a 13.30 hrs. y luego de 15:30 a 19:00 hrs. En verano, de lunes a domingo de 10:30 a 21:00 hrs.

– Museo Gabriela Mistral: De enero a febrero abierto de lunes a viernes de 10:00 a 18:00 hrs, sábados de 10:30 a 18:00 hrs y domingos de 10:00 a 18:00 hrs. De marzo a diciembre está abierto de martes a viernes de 10:00 a 17:45 hrs, sábados de 10:30 a 17:50 hrs y domingos y festivos de 10:00 a 12:50 hrs.

Entradas:

– Museo Entomológico y de Historia Natural: Adultos $600 y niños $300.

– Museo Gabriela Mistral: Adultos $600. Adulto Mayor, menores y estudiantes $300. Menores de seis años entran gratis.