“Citi Bike”: El nuevo sistema público de bicicletas de Nueva York

© jackie weisberg, vía Flickr.

A fines de mayo la ciudad de Nueva York estrenará un sistema de arriendo de bicicletas que ya es considerado por algunos como el más grande de Estados Unidos.

Creado con los objetivos de cubrir trayectos cortos y fomentar un estilo de vida más saludable entre los habitantes, el programa “Citi Bike” pondrá 6.000 bicicletas y 330 estaciones en Manhattan y Brooklyn a disposición de los miembros del sistema. Desde que en abril se abrieron las inscripciones a los ciudadanos, los registros superaron todas las expectativas, porque sólo en un par de horas se sumaron 2.500 usuarios que adquirieron una inscripción anual.

El programa tiene como requisito mínimo que los ciclistas sean mayores de 16 años. Dependiendo del costo de la inscripción, varían las condiciones de uso. 

© Scoboco, vía Flickr.

Cada parada de bicicletas tendrá una pantalla táctil con un mapa del barrio y otro con las estaciones georreferenciadas. En esta pantalla, los ciclistas que compraron un ticket semanal deberán ingresar un código, mientras que los miembros anuales podrán insertar una llave para liberar una bicicleta. Todas las estaciones de bicicletas estarán funcionando durante las 24 horas y los siete días de la semana y no necesitarán de un operador.

Tras ser postergada la inauguración de “CitiBike” por el paso del huracán Sandy, finalmente el sistema dará su puntapié inicial el próximo 27 de mayo, pero sólo estará habilitado para quienes sean miembros anuales del programa y se hayan inscrito antes del viernes 17 del mismo mes. Luego, el domingo 2 de junio el sistema estará disponible para todos los inscritos.

Antes que las autoridades del Departamento de Transportes de Nueva York visualizaran el sistema tal como se proyecta hoy en día, impulsaron la construcción de una serie de infraestructuras que ayudarán a la puesta en marcha de “Citi Bike”. Es así como en los últimos cinco años se sumaron 482 kilómetros de ciclovías y 321 kilómetros de áreas verdes y rutas en ellas.

Estacionamientos de "Citi Bike". © Joel Raskin, vía Flickr.

Como la normativa de tránsito neoyorkino reconoce a las bicicletas como vehículos, los ciclistas tienen las mismas obligaciones y derechos que los conductores de vehículos motorizados. Por esto, los ciclistas deberán ceder el paso a los peatones, evitar circular por las veredas, respetar los semáforos y transitar según la orientación del tráfico vehicular. Además, deberán recurrir a señales de manos para indicar al momento de virar.

En relación al casco, el sistema no obliga a los ciclistas a utilizar uno, pero sí lo recomienda. Eso sí, al momento de inscribirse en “Citi Bike”, las personas acceden a descuentos en distintas tiendas especializadas.

© Scoboco, vía Flickr.

Sin duda son múltiples los beneficios de “Citi Bike”, considerando que la idea es sumar a las calles más ciclistas que automovilistas y que muchos de éstos últimos dejarán el auto en sus casas, también se proyecta una disminución de los atochamientos viales y, en consecuencia, de los bocinazos y accidentes.

El programa fue impulsado por el Departamento de Transportes de Nueva York y cuenta con el patrocinio de Citibank y Mastercard, firmas que crearon un fondo por US$47,5 millones para concretarlo. Los montos generados en base a las inscripciones, serán divididos en partes iguales entre los patrocinadores y el ayuntamiento de la ciudad. A futuro no se descarta lanzar una segunda etapa que añadiría 4.000 bicicletas y construiría más estaciones, incluyendo el distrito de Queens, para llegar a las 600 paradas.