“NYFi”: Una propuesta para reinventar el teléfono público en Nueva York

Hace un par de meses, el alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, anunció el concurso “Desafío para Rediseñar los Teléfonos Públicos”, con la idea de revitalizar los clásicos teléfonos de las veredas y convertirlos en aparatos que puedan ser más útiles y funcionales a las actuales necesidades de los ciudadanos. La competencia consideró cinco categorías -creatividad, conectividad, funcionalidad, impacto en la comunidad y diseño visual- y en cada una de ellas se obtuvo un ganador. Luego, las cinco propuestas fueron sometidas a una votación pública por Facebook, resultando ganador el proyecto “NYFi”.

Dejando atrás la clásica concepción del teléfono público, “NYFi”, creada por Sage & Coombe Architects, se presenta como un portal interactivo que entrega información pública de bienes y servicios presentes en la ciudad. Cada una de estas estructuras, agruparía varías funciones y contaría con WiFi gratuita, convirtiéndose así en una infraestructura abierta para futuras aplicaciones.

El proyecto considera dos prototipos. El primero, de tres metros de altura, se instalaría en zonas comerciales, y otro modelo más pequeño, se ubicaría en barrios residenciales e históricos, en donde los teléfonos públicos tradicionalmente no han sido autorizados. En los minutos en que los módulos de las áreas comerciales no sean consultados por las personas, en sus pantallas mantendrán publicidad interactiva, mientras que en las zonas residenciales mantendrán mensajes de interés local.

Entre la información de interés público que entregarían los módulos se encuentra el pronóstico del tiempo, teléfonos de emergencia, el tiempo estimado de espera por un taxi, información sobre la ciudad, entre otros.

Independiente del tipo de módulo, los diseñadores consideraron que el cambio de tamaño será sólo en la altura, pero en ambos el ancho será el mismo para que no se convierta en un obstáculo, permitiendo el paso de los peatones, no bloqueando la visión en las intersecciones de las calles y no tapando las vitrinas de las áreas comerciales.

Con NYFi se podrían agrupar las distintas máquinas que copan las veredas, como las máquinas de bebidas y los parquímetros, porque en un sólo módulo se podrían vender tickets para buses y Metro, entregar asistencia a los ciclistas y, por supuesto, tener un teléfono público. A medida que surjan avances tecnológicos, estos módulos podrán ser modificados y mejorados con la intención de incluir las aplicaciones que sean creadas.

A pesar que “NYFi” fue la propuesta ganadora, no hay certeza de que se concrete. Esto porque el jurado consideró los proyectos presentados en el contrato como ideas que, a futuro, se pueden desarrollar, sobre todo si el contrato del actual operador -que incluye wifi- vence en 2014.