Intervención urbana: “Urban Coffee Farm and Brew Bar”

© Bonnie Savage. Vía archdaily.com

Con motivo de la celebración de la Fiesta de la Comida y del Vino de Melbourne (MFWF), en Australia, el estudio de arquitectos HASSELL diseñó una verdadera selva urbana con cafeterías educativas para intervenir un espacio inutilizado en South Melbourne Bank, un distrito de negocios. Hecha con materiales donados por distintas organizaciones y privados, la instalación busca conectar a los amantes del café con las prácticas que se realizan en los lugares de producción, pero en la misma ciudad.

Utilizando 125 plantas de café, el teatro público “Escaleras Rojas”, ubicado a orillas del río Yarra, fue transformado en una gran terraza con cafeterías. Éstas fueron instaladas con pallets de madera y cajas de embalaje, para simular el lugar de cultivo del café, su producción y transporte, hasta llegar a las cafeterías de Melbourne.

Más imágenes e información después del salto.

Las 125 plantas de café se obtuvieron de una plantación en desuso en Nueva Gales del Sur, mientras que 2.000 plantas tropicales fueron donadas y utilizadas para crear el efecto de la selva en la ciudad. En el caso de los 1.500 pallets, estos fueron entregados al Festival por un privado, hasta que el evento termine, pero posteriormente debían ser devueltos. Las zonas secretas de la granja urbana fueron creadas con contenedores de transporte que estaban al final de su vida útil, por lo que fueron usados por última vez en el festival.

© Bonnie Savage. Vía archdaily.com

La mezcla de una selva con una plantación de café se justifica porque es en las áreas tropicales, cercanas a la línea del Ecuador, en donde se encuentran las mayores producciones cafeteras. Ahora, la mezcla de estos elementos permitió “crear una instalación urbana que redefine la experiencia de un espacio”, según explica Shaun Hassell Schröter.

© Bonnie Savage. Vía archdaily.com

Según Mary Papaioannou, miembro de HASSELL, “hace mucho tiempo que los melburnianos tienen una fascinación con el café, la que incluso es considerada por algunos como una obsesión”, lo que explica porque decidieron realizar esta intervención temporal que demoró una semana en ser instalada.

© Bonnie Savage. Vía archdaily.com

La intervención, que se extendió entre el 1 y 17 de marzo, invitó a los ciudadanos a descubrir la ciudad de una nueva forma y a conocer distintos granos de una de sus bebidas favoritas, rodeados por un ambiente urbano.