Guía Urbana de Santiago: Parque Metropolitano Sur, Cerros de Chena

© Plataforma Urbana

El “Parque Metropolitano Sur, Cerros de Chena” tiene varios detalles que lo hacen un parque único. Partiendo porque se encuentra en un cerro isla. Siguiendo porque entrega a quienes viven en la zona sur de Santiago -un sector donde las áreas verdes públicas no abundan- varias hectáreas de áreas verdes, que lo convierten en el parque más grande, y por qué no decirlo, más importante de San Bernardo y sus alrededores.

Una laguna con patos, una zona para hacer asados, una cancha de fútbol de pasto sintético, senderos que llegan a un santuario en la cima del cerro y hasta un circuito de ejercicios ideado por Marcelo Bielsa se pueden encontrar en este parque.El Parque Metropolitano Sur está ubicado en el kilómetro 19 sur de la Autopista Central. Cuenta con un total de 38 hectáreas, de las cuales 8 corresponden a una planicie donde se desarrollan la mayoría de las actividades del parque.

© Plataforma Urbana

Historia

El Cerro Chena, que en quechua significa “Puma en Celo”-llamado así por la gran cantidad de pumas que existían en el lugar- ha sido ocupado como lugar de celebración y esparcimiento, se podría decir, que desde siempre. Sin embargo, fue convertido oficialmente en parque sólo hace 10 años.

Cuentan en el parque, que el Cerro Chena, sus faldeos y varias otras miles de hectáreas de la comuna de San Bernado, eran propiedad del señor Pedro García de la Huerta, quien no tuvo descendencia y decidió ceder los terrenos del cerro a las Fuerzas Armadas, quienes desde ese entonces lo han usado como lugar de entrenamiento.

Pero la zona exacta donde hoy se encuentra el parque nunca fue usada para esos fines, por lo que la gente de San Bernado la usaba para celebrar, el ya famoso en la zona, 18 chico o simplemente como paseo de  fin de semana.

Varios actores de la zona vieron en estos terrenos un gran potencial, empezando por el Doctor Juan Zuñiga, un pediatra miembro del Rotary Club Sur, quien de forma muy artesanal empezó a plantar árboles, muchas veces con la ayuda de los scouts de San Bernardo. De esto ya han pasado cerca de 20 años.

Fue solo un poco después que, la señora Silvia Correa, quien era la Gobernadora de la Provincia del Maipo – y que actualmente es la directora de este parque-  empezó a soñar junto al Doctor Zuñiga, el Rotary Club Sur, los scouts  y otras autoridades de la zona, el construir un parque en estos terrenos.

Finalmente en el año 2002 las Fuerzas Armadas donaron 38 hectáreas, para destinarlas a un parque de uso público. El año 2003 se firma el Convenio: “Autorización de Uso, Ejército de Chile a Parque Metropolitano de Santiago”.

Luego el Minvu destinó recursos que permitieron convertir el peladero en este gran parque, el que hoy depende del Parque Metropolitano.

© Plataforma Urbana

Un edificio que recuerda el pucará

En el Cerro Chena, se encuentra un Pucará al cual no es fácil llegar, ya que se encuentra a 5 km del parque y no tiene senderos definidos, pero que de igual forma le entrega una mística especial a toda la zona. Es por eso que la oficina de arquitectos Polidura Talud, decidió que los visitantes al parque serían recibidos por una construcción de piedra que recordara el pucará. En el edificio se encuentran las oficinas de la administración, los baños públicos y un mirador desde el cual los visitantes pueden tener una vista panorámica del parque.

Además los caminos que unen las distintas zonas del parque imitan los durmientes de una línea del tren que recuerdan la Maestranza de San Bernado.

© Plataforma Urbana

Zonas de Picnic, una laguna y juegos infantiles

Mientras en la semana el parque es visitado por muchos colegios que realizan distintas actividades en el lugar, el fin de semana el parque se convierte en un lugar ideal para toda la familia. Justo en el lugar en que el cerro comienza a “aparecer” se encuentran una zona de picnic con parrillas que cualquier persona puede usar. A su lado, una laguna, que guarda el agua con que se riega el parque, se convirtió en el hogar de algunos patos que miran a los niños que juegan muy cerca sobre unas estructuras de madera, con resfalines y cuerdas.

© Plataforma Urbana

Los juegos de Bielsa

En una visita a Juan Pinto Durán, la administración del parque vio unos simples “juegos” de madera que el ex entrenador de la selección chilena había mandado a poner para que los jugadores hicieran ejercicios. La idea de este circuito deportivo era que quienes los usaran ocuparan la fuerza de su cuerpo para ejercitarse y dejaran de lado las típicas máquinas de los gimnasios. Fue así como le pidieron la autorización a Bielsa para copiar el circuito y hoy existe en el parque uno igual al de Juan Pinto Durán.

El circuito queda junto a una cancha de fútbol de pasto sintético que se encuentra en perfecto estado. La cancha es prestada gratuitamente a escuelas de fútbol de niños de escasos recursos y alguna veces a empleados de empresas del sector.

© Plataforma Urbana

El Santuario de la Virgen

Desde la Zona de Picnic, un sendero lleva hasta la cumbre del Cerro Chena, al llegar un pequeño Santuario espera, todos los domingos a las 9 am y en varias fechas importantes al año, a cientos de personas que llegan a agradecer a la Virgen por los favores concedidos. El Santuario pertenece al Obispado.

© Plataforma Urbana

Estación de reciclaje

El parque cuenta con una estación de reciclaje, donde además de poder reciclar papel, plástico y latas, los visitantes pueden dejar sus deshechos orgánicos los que después en el parque usan para hacer compost.

© Plataforma Urbana

Hay que ver: La gran vista que se tiene hacia San Bernardo, el parque y el otro lado del cerro, desde la cima, junto al Santuario.
Disco recomendado: “DubAmérica” de Matanza.
Valor de la entrada: Todo en el parque es completamente gratis.
Estacionamientos: Sí, actualmente con capacidad para los primeros 100 autos.
Estacionamiento de bicicletas: No. Además es muy difícil llegar en bicicleta.
Cajero automático: En la estación de servicio, justo al lado del parque.
Ubicación: Km 19 Sur, Autopista Central. Si se llega caminando se debe cruzar por la pasarela San Alfonso 2oo metros al norte del parque o por una ubicada 400 metros al sur y después caminar junto a la caletera.
Horarios: De martes a domingo de 8:30 a 20.00 hrs.
Visitas guiadas: Especiales para colegios.
Fotografías: © Armando Torrealba / Plataforma Urbana