Los racks para bicicletas de David Byrne

El escocés David Byrne, fundador del grupo The Talking Heads, no sólo es conocido por su musica, sino que también como un ciclista urbano desde los años ’80. Su compromiso es tal que en 2009 publicó el libro “Bicycle Diaries”, en donde recopila sus impresiones y recorridos en bicicleta por distintas ciudades del mundo, como Buenos Aires, Estambúl, Londres y San Francisco. Incluso en julio del año pasado llegó hasta nuestro país a presentar su libro en el Centro Cultural Gabriela Mistral (GAM).

Por su afición a las bicicletas, ha sido invitado en múltiples ocasiones como jurado de políticas de transporte en Nueva York. En el 2008 no sólo quiso ser parte del jurado, sino que quiso presentar una propuesta de biciestacionamietos. Ante esto, el Departamento de Transportes de la ciudad aceptó el diseño que creó para nueve racks, el que va más allá de los tradicionales.

Los diseños a continuación.

El concepto ideado por Byrne consiste no sólo en figuras que rompen esquemas, sino que además están vinculadas a las funciones de los barrios en donde se iban a instalar, como Manhattan y Brooklyn. Por ejemplo, para el sector financiero de Manhattan diseñó un rack a partir del signo dólar, para la Quinta Avenida, uno con forma de zapato, y en las afueras de una cafetería en Upper West Side, con forma de taza.

Para la fabricación de estos elementos, Byrne recurrió al personal de Pace Gallery, quienes internalizaron los requerimientos legales del Departamento de Transportes y, a la vez, solucionaron problemas de forma en las estructuras.

Una vez instalados los aparcaderos, un artista de New York quiso “amplificar” su impacto en los transeúntes y ciclistas, para lo que optó por pintar la sombras de estos objetos en las aceras. El músico explicó que el desafío de sus racks estaba en que no quería que fuesen reconocidos únicamente como obras de arte moderno, sino que quería que su propuesta fuese identificada por la función que cumplían.

Debido a que los racks fueron muy bien recibidos entre los ciclistas, la Academia de Música de Brooklyn (BAM) le pidió este año a Byrne que diseñara un nuevo conjunto. El músico aceptó y cambió el concepto, ya que creó aparcaderos en base a frases.

Como los nueve racks están relativamente cercanos entre sí, se han convertido en un atractivo para los ciudadanos, quienes los pueden conocer en un corto período de tiempo. Además, su uso se ha masificado porque no existen restricciones de horario en su uso, ya que están disponibles durante todo el día sin costo alguno.

Para ver mejor los diseños, haz click en las siguientes imágenes.