Intervención Urbana: Piscina pública sobre fondo de Campo de Cebada

En el barrio “La Latina” en Madrid existía una una popular piscina pública, ubicada en la Plaza de la Cebada, a la que iban los vecinos  a nadar en el verano y también en invierno.

En el 2008 la piscina se demolió con la promesa por parte del Ayuntamiento, de que en 2 años habría otra en su lugar, mas moderna y con la capacidad para más personas. El proyecto incluía también la remodelación del Mercado de la Cebada que sería sustituido por uno de arquitectura vanguardista con lugares de ocio, instalaciones deportivas y con una cubierta verde.

Sigue avanzando el 2012 y los vecinos aún esperan que comience la construcción de la piscina y el mercado, lo que se ve cada vez más lejos.

Según los medios de comunicación españoles, en el lugar se va construir un lujoso centro comercial, sin el equipamiento deportivo prometido, y el cual será más bien exclusivo y que por lo tanto no estará al alcance de todo el público.

Mientras este espacio se transforma en otro centro comercial de moda, vecinos y colectivos han convertido este lugar vacío en un Campo de Cebada, sin piscina pero lleno de actividades que han logrado convertirlo en un espacio de referencia, donde los vecinos pueden participar y desarrollar actividades autogestionadas en la que todo el mundo está invitado a quedarse.

En este contexto el día 15 de mayo, el colectivo luzinterruptus llevó a cabo una instalación en forma de piscina de luz con el fin de recordar a los vecinos lo que fue el espacio.

Durante un mes, estuvieron recogiendo envases transparentes reciclados, que los mismos vecinos fueron dejando en contenedores dentro del Campo.

Al final, consiguieron más de 2.000 recipientes transparentes que lavaron y acondicionaron, los cuales con la ayuda de muchos niños, amigos y visitantes del campo fueron poniendo con cierto “orden desordenado”, los que llenaron  de agua de color azul y luces hasta conseguir una luminosa piscina de 6×4 metros.

La instalación se llamó Piscina sobre fondo de Campo de Cebada, la que los vecinos pudieron apreciar durante toda una noche.