Plataforma Urbana en tu mail

Recibe lo nuevo cada mañana

 
 

Estás en Plataforma Urbana » Análisis Urbano y Territorial » Parque Bellavista de Osorno: Conflictos postergan su entrega definitiva y mantención

19
ago
2012

Parque Bellavista de Osorno: Conflictos postergan su entrega definitiva y mantención

© El Austral de Osorno

En 2008, el anuncio de la construcción del Parque Bellavista, en los sectores de Rahue y Ovejería en Osorno fue hecho con bombos y platillos. Y cómo no, si se trataba del mayor proyecto integral de regeneración urbana de la ribera del río Rahue, área que estaba descuidada, que no enaltecía el valor del cauce y que no podía ser aprovechado por los vecinos por su falta de mantención.

Los $1.300 millones que entregó el Fondo Nacional de Desarrollo Regional (FNDR) a la Municipalidad de Osorno, se destinaron a la construcción de canchas deportivas, juegos infantiles, un escenario para eventos, senderos, ciclovías y la habilitación de un área para actividades náuticas. Sin embargo, ya han pasado más de tres años y el parque aún está inconcluso, con vecinos que demandan mayor limpieza, más seguridad y que se termine la construcción según lo proyectado. ¿Qué pasó para llegar a esto?

© Radio Bio-Bio

Resulta que una seguidilla de desencuentros entre el municipio de Osorno y la empresa constructora Alejandro O’Ryan, mantienen paralizado el proyecto original del parque hasta que esta última no arregle ciertos sectores que desde 2011 tienen observaciones pendientes, según una fiscalización realizada por personal municipal.

La firma constructora Alejandro O’Ryan se adjudicó el proyecto “Parque Bellavista del Río Rahue” a través de un concurso público. En un principio, se cuestionó que dos primos O’Ryan estuviesen involucrados en un plan público desde distintas perspectivas: Alejandro O’Ryan, dueño de la constructora, es primo de Rodrigo Kauak O’Ryan, Gobernador Regional. No obstante, Kauak afirmó al diario El Austral de Osorno que “el proyecto se adjudicó mucho antes que yo asumiera como gobernador, por lo que no quiero que se formen suspicacias con respecto a la licitación”.

© El Vacanudo de Osorno

Considerando que el proyecto ya tenía una constructora, la Municipalidad de Osorno había planificado que las obras se iniciaran en enero de 2009, una vez aprobado el fondo de $1.300 millones por el Consejo Regional (Core). Sin embargo, el dinero fue autorizado, pero la construcción recién comenzó en abril de 2010 y fue suspendida en septiembre del mismo año, porque a la empresa de O’Ryan se le finiquitó el contrato por no cumplir con las observaciones realizadas por el Gobierno Regional.

Posteriormente, se arreglaron los elementos deficientes y la firma constructora pudo retomar las obras, pero sin previo aviso las abandonó a mediados de 2011, dejando áreas inconclusas y, a los habitantes del lugar, a la espera del parque prometido. Ante esto, la directoras de obras de la municipalidad, Ángela Villarroel, aseguró a Radio Bio-Bio que el parque se terminaría con personal dispuesto por el municipio o mediante la contratación de una nueva empresa.

© El Austral de Osorno

Estado actual: Parque Bellavista a medias

Actualmente, el parque tiene áreas construidas que se pueden utilizar y otros sectores inconclusos. Como consta en un reciente artículo del diario El Austral de Osorno, aún no están finalizados los estacionamientos ni un sistema de evacuación de aguas, por lo que después de cada lluvia es más difícil transitar por el parque, puesto que se forman pozas. Los vecinos del sector de Inés de Suárez también se ven perjudicados con las precipitaciones, ya que no cuentan con un acceso directo al parque y, por la vía que utilizan para llegar, se genera una laguna que les impide el paso en invierno.

Asimismo, los baños públicos, las instalaciones eléctricas, un skatepark y el techo de un escenario que fueron construidos, aún cuentan con observaciones que la firma ligada a las obras dejó pendientes y sin fecha de reparación. Este aspecto no es menor porque arriesga la integridad de los deportistas que circulan por las rampas y de todos los visitantes que asisten al parque con la intención de recrearse.

Pero un elemento que más han recalcado los vecinos, es que el lugar es víctima frecuente de robos del mobiliario (como cables de cobre, escaños y plantas), puesto que los dos guardias que vigilan el sector – y que fueron contratados luego de reiterados reclamos- no dan abasto y la iluminación no es la más adecuada.

El conflicto, que aún mantiene la municipalidad con la empresa de Alejandro O’Ryan, no permite que el organismo público tenga atribuciones sobre el parque. Por esto, Ramón Salazar, presidente del Consejo de Desarrollo Vecinal, ve como una solución que el municipio sea el encargado del parque para ejecutar lo que aún está pendiente y que sea entregado a los habitantes del lugar de la misma forma en que fue acordado en el contrato.

La empresa contratista por su parte, sostiene que en el contrato no existían planos ni diseños que utilizar como guía para ejecutar los trabajos que actualmente tienen observaciones. Por esto, presentó un reclamo de ilegalidad a la Corte de Apelaciones de Valdivia, pero fue rechazado. Ante esto, el Departamento Jurídico de la Municipalidad de Osorno, encabezado por Hardy Vásquez, buscará una vía legal para poder recepcionar las obras, mejorarlas y entregarlas definitivamente a la comunidad.

Comentar con Facebook»

 
3221 dias 24885 artículos 89168 comentarios

 

¿Tienes un dato de ciudad?

Cuéntanos qué está pasando en tu ciudad - contáctanos ahora.

 
 

No te pierdas una sola novedad de Plataforma Urbana

Quieres compartir un dato con nosotros? Contáctanos ahora