Guía Urbana de Santiago: Museo de la Moda

© Teresita Pérez / Plataforma Urbana

Un museo de categoría internacional y único en su especie en nuestro país es el Museo de la Moda. Entre otras cosas, esta fundación sin fines de lucro ha ayudado a posicionar a Santiago como destino de referencia en rankings como el del New York Times, que propuso a Santiago como el principal destino para visitar en 2011.

Instalada en lo que fue el hogar de la familia Yarur-Bascuñan, esta casa-museo de 7.500 mt2 construidos es el único museo de Chile que produce sus propias cajas de conservación para los elementos en exposición, pues las telas requieren de cuidados distintos a los de cuadros o esculturas.

En cada visita al Museo de la Moda, abuelos, padres, jóvenes y niños terminan sorprendiéndose del profundo trabajo de investigación, con colecciones que van desde el siglo V a.C hasta hoy y con la apuesta del museo: un viaje en el tiempo donde las distintas épocas están representadas a través de la música, las texturas, archivo audiovisual, de prensa y mucho más.

Historia

Como una iniciativa de Jorge Yarur Bascuñán para rescatar y dar a conocer el legado de su abuelo, presidente y fundador de Yarur Manufacturas Chilenas de Algodón, de su padre, presidente del BCI, y de su madre, gran coleccionista de vestuario y accesorios de moda, la Fundación Museo de la Moda se creó en 1999.

Lo que partió como un proyecto familiar, hoy ofrece alrededor de 30 mil piezas en total, obtenidas de adquisiciones en subastas de casas especializadas, de donaciones y de préstamos. Además, el mismo lugar donde está emplazado constituye un elemento de valor histórico. Los arquitectos Bolton, Larraín, Prieto y Lorca construyeron en 1960 un ejemplo de la arquitectura moderna, de carácter minimalista y con claras influencias japonesas, como son la techumbre de alerce, un espejo de agua y jardines interiores.

A lo largo del recorrido por el museo se pueden ver cómo el living, comedor, bar, dormitorios y hasta la cocina fueron integrados a las exposiciones. La decoración vanguardista de la casa estuvo a cargo de Mario Matta, hermano del pintor Roberto Matta, de quien hay una obra original en el living de la casa a modo de exhibición permanente.

© Teresita Pérez / Plataforma Urbana

La colección: un viaje al pasado

Con piezas que datan desde el siglo V a.C hasta la actualidad, la colección del Museo de la Moda es una de las más completas entre los museos privados del país. Si bien, de lo que más hay ejemplares es del S.XX, especialmente de los años ’50, las temáticas son variadas: vestimentas y accesorios relacionados al tenis y al fútbol, colección del Mundial de Fútbol de 1962, colección de uniformes militares de la I y II Guerra Mundial, colección de revistas de moda desde el año 1830, colección de ropa de niños y juguetes a través de los siglos.

Dentro de estas colecciones, algunas de las curiosidades que se pueden encontrar son el sostén de conocs de Madonna diseñado por Jean Paul Gaultier; chaquetas usadas por John Lennons, Kurt Cobain y Michael Jackson; la chaqueta de cuero negro usada por Arnold Schwarzenegger en “Terminator”; y vestidos usados por Lady Di y Marilyn Monroe.

Estas colecciones se van exponiendo temporalmente, pero siempre con la característica de que cada colección va acompañada de música, luces, material gráfico y otros elementos que crean el ambiente vivido en la época.

© Teresita Pérez / Plataforma Urbana

Exclusividad a nivel internacional

Una de las exposiciones más famosas del museo fue la de la colección de Michael Jackson, compuesta por 145 piezas de vestuario, una vitrina con préstamos del fans club chileno, un diagrama de cómo se construyó el zapato antigravedad, la corona que se puso sobre la tumbra del artista, y otros elementos que marcaron su vida y carrera. Esta muestra ha sido la que ha estado menos tiempo en el museo -sólo un mes- y estuvo presente sólo en cuatro lugares del mundo: Europa, Asia, Chile y en EE.UU. donde será el remate de los objetos.

© Teresita Pérez / Plataforma Urbana

Conservación a prueba de todo

Una de las características del Museo de la Moda son una cuidada iluminación y la oscuridad reinante en las exposiciones de vestuario, lo que corresponde sólo a la punta del iceberg del gran trabajo de conservación de las prendas. Una vez que éstas se limpian, son examinadas para saber qué condiciones de almacenamiento son las más adecuadas para cada una. Luego se confeccionan maniquíes según las medidas propias de la época y hechos exclusivamente por el museo, con materiales como cartones libres de ácido y telas 100% algodón.

La chaqueta usada por el actor Michael J. Fox en la película “Volver al futuro”, de los años ’80, curiosamente fue la que más trabajo de conservación ha significado para el museo -incluso más que prendas del siglo XVIII-, pues está hecha de caucho, lo que hizo que se deteriorara rápidamente. Ante esto, el museo la guardó en una caja de vidrio a la que le extrajo el oxígeno y le inyectó gas de hidrógeno para su conservación. De no haber sido así, la chaqueta se habría desintegrado de aquí a tres años.

© Teresita Pérez / Plataforma Urbana

Centro de Documentación y Biblioteca

El Museo también cuenta con el Centro de Documentación, que tiene el objetivo de “valorizar, investigar, difundir el tema de la moda y otros temas afines al público general y especializado”. Allí se pueden encontrar material del siglo XVI en adelante, en formato audiovisual, libros, revistas, fotografías, discos de vinilo, etc.

Por su parte, la Biblioteca está abierta al público de manera gratuita pero con uso en sala. Sólo tesistas o investigadores tienen acceso al depósito, previa solicitud al Museo.

Gentileza de © Viste La Calle

Actividades educativas

Con el objetivo de acercar el patrimonio del Museo de la Moda a la sociedad, y especialmente a quienes están en proceso de formación, el área educativa cuenta con diversas actividades en las que se aplican “metodologías de trabajo innovadoras, participativas, inclusivas, lúdicas y responsables con el planeta, por lo que la base de nuestras actividades son los materiales reciclados o de desecho“.

Las actividades propuestas fomentan el trabajo en equipo y la aplicación de lo visto y aprendido en las exposiciones.

Además del programa educativo, el museo ofrece visitas guiadas y “audio guías”, en la que los visitantes van recorriendo y escuchando una grabación con toda la información de las exposiciones hasta en tres idiomas (español, inglés y portugués).

© Teresita Pérez / Plataforma Urbana

Gafetería y Tienda

“El Garage” se llama la cafetería del museo, por estar ubicada en lo que antiguamente era el estacionamiento de la familia Yarur Bascuñán. La cafetería ofrece completos menús para el desayuno, almuerzo y once. Además, los espacios se prestan para reuniones de trabajo o para cumpleaños.

Otro servicio es la Tienda que ofrece diversos productos de diseñadores independientes chilenos (artesanías, joyas, objetos decorativos) que siempre se relacionan con las distintas exhibiciones del museo. Los precios van desde los $500.

© Teresita Pérez / Plataforma Urbana

Hay que ver: La puerta original de la entrada de la casa.
Estacionamiento para bicicletas: Sí.
Estacionamientos: No.
Disco recomendado para el recorrido:Aleste“, de Aleste.
Cajero automático: No.
Ubicación: Av. Vitacura 4562, Vitacura.
Accesos: Únicamente por Av. Vitacura.
Metro: “Escuela Militar”, línea 1.
Visitas guiadas: Sí. No es necesario hacer reservas, sólo ahy que acercarse a la boletería en estos horarios: Sábado y domingo: 11:30   12:30, 13:30, 15:30, 16:30, 17:30 hrs.
Horarios: Martes a viernes de 10:00 a 18:00 horas. Sábados a domingos de 11:00 a 19:00 horas.
Tarifas: Entrada general $3.500. Tercera edad y estudiantes $2.000. Niños menores a 10 años ingresan gratis.
Fotografías: © Teresita Pérez / Plataforma Urbana
Ver On Line: www.museodelamoda.cl