Plataforma Urbana en tu mail

Recibe lo nuevo cada mañana

 
 

Estás en Plataforma Urbana » Análisis Urbano y Territorial » Nueva carta de inundación para Viña-Valparaíso, ¿qué hacer con un tsunami?

24
may
2012

Nueva carta de inundación para Viña-Valparaíso, ¿qué hacer con un tsunami?

Imagen intervenida en base a foto de Flashing Lights vía Flickr

Por Rosanna Cáceres, Estudiante Arquitectura UC

Los sucesos ocurridos tras el terremoto del Maule 27F y el de Japón (Marzo 2011) dejaron en evidencia el déficit de una política urbana atenta a la ocurrencia de un tsunami. Esto se manifiesta tanto por la falta de una cultura de reacción ante la posible salida del mar en algunos poblados, como por la magnitud del daño a diversas construcciones, especialmente respecto a las viviendas.

Ante la controversia por la reconstrucción de estos poblados y la posibilidad de la ocurrencia de un terremoto de similar o mayor magnitud en otros sectores del país, se han tomado diversas medidas, desde la creación de macro planes urbanos, la implementación de señalética y la realización de mega simulacros en algunos sectores costeros, entre otras.

El 20 de Abril, el Shoa entregó la  carta de inundación para las zonas de Viña del Mar y Valparaíso, considerando un posible terremoto de magnitud 9 en la escala de Richter, lo que dejó en evidencia que acualmente cerca de un millón de personas vive/transita diariamente por las zonas de riesgo. ¿Qué medidas se debe tomar en este tipo de ciudades? ¿Cómo se genera una cultura alerta e informada ante las probabilidades de un tsunami?

Todas aquellas medidas se basan en un instrumento elaborado por el SHOA a partir del año 1997: el Proyecto CITSU (Cartas de inundación por tsunami), en las cuales se espera definir los niveles de inundación máximos esperados ante la ocurrencia de un sismo tsunamigénico. En términos generales, para realizarlos utilizan una serie de modelos matemáticos basados en los datos históricos de tsunamis anteriores. Tras el 27F, el SHOA comenzó un proceso de ajuste de las cartas de inundación para todas las costas de Chile, empleando software y hardware creados en Japón y Hawai, y utilizando los datos más desfavorables conocidos.

En el caso de Valparaíso y Viña, la carta que se dio a conocer el 20 de Abril, se elaboró utilizando el modelo de simulación numérica COMCOT y consideró el máximo nivel de mar pronosticado. Además, se basó en el registro del terremoto de 1730, que habría alcanzado una magnitud de 9° Richter con un área de ruptura estimada de 500 kms., siendo el único que ha generado un tsunami destructivo en la Bahía de Valparaíso. (Históricamente se tiene registro de que en Chile central han ocurrido 4 tsunamis: 1730, 1822, 1906 y 1980).

Al comparar esta carta con la anterior (1999), referida al sismo de 1906, se hace evidente la diferencia del área inundada, y se torna preocupante cuanta población podría verse afectada. Incluso como en la nueva carta se diferencian las profundidades de los sectores inundados, se puede estimar con mayor exactitud la magnitud del posible daño, de modo que se cuenta con más herramientas para enfrentar la catástrofe.

Frente a esta clara evidencia ¿Qué medidas vamos a tomar? Actualmente cerca de un millón de personas vive/transita diariamente por las zonas de riesgo, por lo cual no se puede considerar esas zonas como riesgosas y planificar parques de mitigación, como se ha hecho en algunos balnearios afectados por el 27F, tampoco es posible erradicar a la gente de las viviendas o cambiar las formas de edificar, ya que las construcciones siguen en pie. ¿Cómo nos anteponemos al desastre? ¿Es posible evitar la destrucción de un tsunami, o amortiguarla?

En las costas japonesas se contaba con diversas medidas de mitigación, como por ejemplo grandes murallas en las costas, muchas de las cuales fueron arrasadas por la fuerza del mar durante el último maremoto, sólo aumentando su fuerza destructiva. Frente a esto y considerando la cultura de los pueblos que viven del mar, puede que la solución vaya mas por el lado de la cultura de reacción frente a un posible maremoto, generando protocolos de evacuación adecuados y creando vías de evacuación y puntos seguros con la señalética adecuada. La nueva carta revela que en Valparaíso y Viña, entre 300 mil y 2 millones de personas podrían verse afectadas, considerando a los que viven a y a los que transitan por el sector durante el año. Considerando que muchos de estos pueden ser turistas, las medidas a realizarse deben ser transversales y adecuadamente difundidas, de modo que toda la población pueda protegerse sin esperar un llamado oficial.

Comentar con Facebook»

  • http://www.chitakelindo.blospot.com Jorge Andrés Pérez Rossel

    Me gustaría conocer al descriteriado que hizo la antigua carta de inundación de Viña del Mar, donde si mal no recuerdo, apenas se inundaba el casino.

    http://chitakelindo.blogspot.com/

  • Daniel Yovanovic

    La primera medida sería impedir que el Mamut Plaza Barón haga negocios inmobiliarios en pleno borde costero.
    Uno entiende que el grupo busca vender los departamentos y poner pies en polvorosa, mientras el Comité Regional del Uso del Borde Costero continúa reuniéndose CADA TRES MESES (paso de tortuga) con unos quince miembros, (que a veces no hacen quórum) para que no alcance a frenar el negocito.
    Saludos.

  • francisco jorge toro henriquez

    el tema de terremoto y maremoto vuelve a la carga

    las ciudades de valparaiso y viña del mar
    pueden ser azotadas por terremotos y maremotos
    ahora yo me pregunto que cual es la obsecion de
    ocultar una enorme verdad si sabemos que la bahia
    de valparaiso no es tan profunda y vuelvo a insistir valparaiso tiene un 80% de relleno
    y el plan de viña del mar es totalmente plano
    ahora como son tan ignorantes en esta materia insisten no solo ocultando esta verdad enorme
    lo mas grave es las construcciones a orillas del mar.
    esta documentado en la carta de inundaciones del terremoto de 1906. que guarda celosamente el shoa
    me parece descabellada la idea de las construcciones a orillas del mar como el mall baron y el hotel de punta piquero
    ahi la vida y la muerte estan juntas
    si ocuurre alguna desgracia
    pero no entienden que sigan en su ignorancia
    total se lo hemos advertido en varias veces
    alla ellos
    lo importante es prevenir y no asustar a la poblacion para no lamentar vidas humanas despues
    francisco jorge toro henriquez
    16 de febrero del 2014

  • Daniel Yovanovic

    Este es un tema TRANSVERSAL, como dice el artículo de encabezado.

    Hemos tenido, a través de la historia, muy amargas experiencias, pero los grupos inmobiliarios SIGUEN CONSTRUYENDO EN BORDE COSTERO.

    Lo que no me cabe en la cabeza es por qué Falabella va a liquidar sus instalaciones del plan para pasarse al Mamut Plaza Barón, que se está construyendo en plena zona de riesgo.

    Parece que hay descriteriados no sólo en los equipos que elaboran las cartas de inundación sino en las empresas más grandes y prestigiosas de la Nación.

    Lo único cierto es que las zonas de riesgo no se identifican para asustar a la gente; las tragedias se demoran, PERO SUCEDEN.
    Entonces, dirá el lector, ¿por qué insisten en seguir construyendo en esas zonas? La respuesta es sencilla: porque se trata de un negocio inmobiliario; nada más ni nada menos.
    Los grupos inmobiliarios construyen, venden y se van. Si luego los propietarios pierden su local (u oficina) por tsunami, el grupo inmobiliario NO TIENE QUE DEVOLVER LA PLATA porque el negocio ya se hizo.
    Además, en caso de necesidad, la empresa puede liquidarse, disolverse, quebrarse, etc. como lo explica PETER DRUCKER, así es que los damnificados tendrán que ir a cobrarle a Mandrake el Mago.

    MAMUT PLAZA BARÓN: MONUMENTO A LA RIFA DE PATRIMONIO ESTATAL EN BORDE COSTERO.

 
3195 dias 24539 artículos 89062 comentarios

 

¿Tienes un dato de ciudad?

Cuéntanos qué está pasando en tu ciudad - contáctanos ahora.

 
 

No te pierdas una sola novedad de Plataforma Urbana

Quieres compartir un dato con nosotros? Contáctanos ahora