Plataforma Urbana en tu mail

Recibe lo nuevo cada mañana

 
 

Estás en Plataforma Urbana » Análisis Urbano y Territorial » La moda de los “Barrios de Bolsillo” y la compleja idea de inclusión social

05
mar
2012

La moda de los “Barrios de Bolsillo” y la compleja idea de inclusión social

Ante la afirmación de esta nueva moda, lo primero es definir de qué se trata este término. Los barrios de bolsillo son pequeñas agrupaciones de casas que comparten en su interior un patio común con sus vecinos, un patio con jardín, una calle peatonal, una serie de patios reunidos o un territorio común que goza de una gestión compartida. Este fenómeno puede darse en las áreas urbanas, suburbanas o rurales, en lugares en que los vecinos cercanos pueden conocerse entre sí.

En Chile hoy ya existen varios ejemplos de este tipo de barrios, los que se caracterizan por la exclusividad del espacio común que mantienen los habitantes. Sin embargo, el tema de los barrios cerrados y condominios que funcionan de manera independiente a su entorno, responden a patrones muchas veces segregativos en la ciudad, lo que genera ciertos cuestionamientos respecto al efecto que tienen estos barrios. A continuación una caracterización de este nuevo término, llevado a nuestra realidad.

¿Cuáles son los principios de diseño de los Barrios de Bolsillo? Los barrios exitosos comienzan con la idea central de un número limitado de viviendas que se reúnen alrededor de un bien común compartido. Cuando el número de viviendas comienza a ser mayor que 8 o 12, otros grupos se forman por separado en otros sectores, compartiendo también un espacio común. Varios de estos grupos pueden formar una comunidad global más grande.

¿Por qué compartir el espacio al aire libre es tan importante? Este elemento del espacio compartido al aire libre es un elemento clave en este tipo de barrios, lo que implica al mismo tiempo que los residentes en torno a ese espacio común deban participar de su cuidado y supervisión, lo que mejora la sensación de seguridad e identidad. Este espacio compartido se define  claramente en sus límites que dan desde la puerta de calle hasta los patios privados,lo que  entrega la sensación de pertenencia entre sus vecinos.

Un buen ejemplo de barrio de bolsillo, es el caso de algunos condominios que se han construido por ejemplo en las comunas de Peñalolén, Ñuñoa, Colina, entre otros, que guardan un lugar común administrado en su mayoría por la inmobiliaria que permite que los vecinos no tengan que salir a otros espacios públicos fuera de la comunidad, sino que haya un espacio interior en donde las personas que habitan el lugar puedan llevar a sus niños y sus mascotas a pasear. Por supuesto que estos espacios pertenecen a un espacio privado, que no tiene un uso público ya que se permite el acceso solamente a las personas que pertenecen al sector.

Por otro lado, en varias ciudades de nuestro país, existe el caso de ciertos pasajes que se cierran en sus accesos con una reja, no permitiendo tampoco el paso de “extraños” a la comunidad. Si bien este fenómeno es distinto al anterior ya que el cerramiento es posterior a la creación de la comunidad, el efecto es el mismo, que comienza como una reacción a la acción que puedan producir ciertos agentes externos. Ante esto hemos escrito algunos artículos que hacen referencia a la pregunta: ¿Se compensan estos cierres con la creación de instancias de “comunidad” dentro de estos pasajes cerrados? ¿Se justifica el cierre de pasajes en favor de disminuir el índice de victimización y el sentimiento de inseguridad? Si bien el cerrar los pasajes y el generar espacios privados de uso público para los habitantes de los condominios significa coartar la libre circulación al público exterior, se debe considerar también que al interior de estos se producen relaciones importantes entre los vecinos que comparten un bien común.

Junto con esto, nacen nuevos cuestionamientos que tienen relación con la idea de seguridad y segregación que proyectan estos espacios hacia el exterior: la existencia de espacios privados de administración común en el interior de ciertas urbanizaciones ¿son condicionantes para que un barrio sea más seguro?, ¿se justifica la privatización del espacio público en pro de la seguridad de los vecinos, o es una acción en perjuicio del costo social y urbano para la ciudad?

Más información sobre barrios de bolsillo

  • Fabián

    El maquillaje es otro pero su estructura es la misma, un Cité.

  • rodrigo

    mas que barrios de bolsillo, yo les llamo los “condominios islas” que tienen un interés en común, en su “común”, donde la calidad de vida que desarrollan, es totalmente ajena al desarrollo urbano existente, sus bordes son totalmente anegados a la realidad, son una espalda a la ciudad en todo su perimetro, problema que genera descontinuidad urbana, descuida la integridad social y la equidad que se debiese ver en una relación entre los equipamientos y la mixtura entre los usos propuestos. Es una herida urbana considerable porque estos proyectos terminan siendo una espalda, pero el problema puede que venga de antes, hay una gestión de las asesorías urbanas y tal vez parte del desarrolo ministerial, donde los desarrolladores y planificadores urbanos no han desempeñado su tarea de anticipar estos problemas. PROFESIONALISMO! ante todo anteponerse a los problemas, para evitar estas inconsecuencias de la vida moderna.

  • Daniel González

    Creo que al aparecer nuevas formas de agrupación, solo habla de nuevas relaciones colectivas de la construcción del habitar. Demonizar estas formas de construcción de comunidades no tiene sentido, desde el punto de vista que la ciudad siempre ha sido el reflejo de los desarrollos sociales, políticos, económicos y tecnológicos de cada época.

    Hoy nos parecería segregador socialmente la decisión de los atenienses de impedir que las ciudades fuesen mayores a 50.000 hbtes., exigiendo fundación de un nuevo asentamiento para los habitantes excedentes de los primeros 50.000. El tema de la segregación no es algo que se resuelva impidiendo ciertas formas de urbanización, mas bien, el secreto de la integración está en los hábitos de relación de clases, en sus formas de producción, en sus plataformas de educación, superación y autosustentabilidad. Así mismo en sus hábitos de habitar, que son muy distintos entre unos y otros, temas de escala, identidad y relaciones sociales. Hay que considerar también factores demográficos, de localización, mercado del suelo, políticas públicas especialmente economías territoriales, más que solo de urbanismo (que no existen en Chile). Factores culturales, factores sociológicos, etc., etc.

    Creo que por otro lado, estos barrios desarrollan vinculaciones colectivas más acotadas y sanas, ya que los grandes proyectos de urbanización públicos y privados, aún con calles como bienes de uso público, no aseguran ningún tipo de asociatividad e integración.

    Por otro lado esto abre excelentes oportunidades a desarrollar urbanizaciones más acotadas en lo territorial y lo económico, permitiendo la inclusión de medianas empresas en el desarrollo de urbanización, que es otro tipo de integración económica fundamental. En Chile tenemos muy pocos modelos de urbanización, con pocas alternativas de densidades y calidad de urbanización (la mayoría de la ciudad ha sido construída a partir de la gestión pública con dos o tres tipologías, ese es nuestro referente mayor, lo cual no es el mejor). Creo que en Chile hace falta mayor desarrollo de alternativas de edificación de ciudad y del campo -ruralidad-, hace tiempo que la construcción del territorio es lo importante y no solo de la ciudad. Ésta es una interesante alternativa, que puede permitirnos desarrollar diversos proyectos en espacios más reducidos, accesequibles y organizados, construir una ciudad más íntima y personal.

    Quizás sea un Cité del S.XXI, el lazo entre ellos es que ambos están respondiendo a avances de la época. El Cité fue un gran avance, como una respuesta a la prohición de la época de los conventillos. En esa época tener baño propio era todo un avance tecnológico, social, económico y urbano. Quizás ésta es una alternativa contemporanea a los edificios inmobiliarios, viviendas casi-sociales y otras formas de hacinamiento moderno. Hay que estudiarlo con detención.

  • Federico Urqueta

    Estos condominios de bolsillo son mucho mas antiguos, se acercan mas al cite, pero la caracteristica mas importante es que no alteran la trama urbana, pues una cuadra de 100 x 100m el centro de esta queda ciego, por tanto naturalmente se crean pequeños condominios de alrededor de 10 viviendas ocupando el espacio ciego, los condominios que generan segracion en la ciudad, son las enormees aglomeraciones de 50 100 o mas casas con una estrucutra totalmente cerrada, pero en Chile a diferencia de USA, eston condominios dejan espacio para grandes avenidas en sus limites y una area de bosques de varios metros alrededor de estos

 
3161 dias 24157 artículos 88899 comentarios

 

¿Tienes un dato de ciudad?

Cuéntanos qué está pasando en tu ciudad - contáctanos ahora.

 
 

No te pierdas una sola novedad de Plataforma Urbana

Quieres compartir un dato con nosotros? Contáctanos ahora