Guía Urbana de Santiago: Barrio Yungay

© Plataforma Urbana

Como parte importante de la historia de nuestra ciudad de Santiago, por ser la segunda urbanización luego del centro de Santiago, se levanta el emblemático Barrio Yungay.

Hoy, además de ser un muy buen destino turístico por su historia y patrimonio, se ha vuelto un foco de centros culturales, bibliotecas, museos, cafés, restaurantes, y actividad ligada a la cultura y las artes, por lo que se vuelve un excelente panorama a la hora de elegir todos estos ingredientes en un sólo lugar.

En el conjunto se encuentran 7 tipologías de viviendas, desde la casa patronal, ubicada en amplios predios, hasta los comúnmente llamados cités y viviendas colectivas de varios pisos y patios.

Toda la zona del Barrio Yungay tiene cada vez una mejor accesibilidad, al conectarse de manera directa con la línea 5 del metro en su estación Quinta Normal. Una de las ventajas que se puede aprovechar de un paseo que comienza en esta estación, es que tiene acceso además al Parque Quinta Normal, que fue recientemente re inaugurado por el nuevo diseño de un sector del parque, que se realizó en las cercanías al acceso.

© Plataforma Urbana

Para abrir el recorrido, el Museo de la Memoria y los Derechos Humanos es uno de los elementos más recientes de este sector y que no debe escaparse de ningún recorrido, ya que una de sus ventajas es la conectividad gracias a su cercanía a la Estación de Metro Quinta Normal y al eje de Matucana, además de presentarse como un edificio destacado por su diseño arquitectónico.

Este museo, que se transforma en un excelente paseo de fin de semana en sí mismo, se inauguró en el año 2010 con la intención de ser un espacio destinado a dar visibilidad a las violaciones a los derechos humanos cometidas por el Estado de Chile entre los años 1973 y 1990. El objetivo es dignificar a las víctimas y a sus familias exponiendo iniciativas educativas que permitan mirar con respeto, reflexionar y debatir sobre los hechos ocurridos en este período de tiempo, con la intención de que no vuelvan a repetirse.

© Plataforma Urbana

Hacia el eje de Matucana, el circuito se presenta lleno de elementos culturales de gran envergadura, los que se plantearon hace algunos años como un eje cultual de la zona poniente de la capital. Es así como se inauguraron proyectos como la Biblioteca de Santiago, la cual se presenta de manera  distinta al común de bibliotecas, ya que desde su origen ha buscado a través de su administración y diseño, promover estos espacios como lugares de participación ciudadana. En su interior, se encuentran 7 salas de lectura que están diferenciadas según las actividades que se realizan en ellas y cuenta con un horario más flexible que permite que sea visitada más fácilmente en los días de semana ya que está abierta de martes a viernes de 11.00 a 20.30, y los sábados y domingos de 11.00 a 17.00.

© Plataforma Urbana

Ya en el interior del barrio, no debe dejar de visitarse la Plaza Yungay, ubicada exactamente entre las calles Sotomayor, Rosas, Santo Domingo y Libertad. Esta plaza fue concebida originalmente como un homenaje al triunfo chileno en la Batalla de Yungay durante la guerra contra la Confederación Perú – Boliviana. Es por esto que el centro de la plaza se erige el monumento al Roto Chileno, el cual representa a un hijo del pueblo con su traje característico, con un fusil en la mano derecha y la otra sobre la cadera derecha.

Hoy se trata de un lugar lleno de vida, y de encuentro para los vecinos del barrio, sobre todo los fines de semana, días en que los niños llenan los juegos que están dispuestos al interior de la plaza o en los días en que se realizan las actividades barriales que pretenden incentivar el cuidado y la participación, comprometidos con la identidad del lugar.

© Plataforma Urbana

La Peluquería Francesa funcionaba en 1968 en la calle Santo Domingo, frente a la Plaza Yungay. Su administración estaba a cargo de tres maestros peluqueros franceses, los que atendían al personal del consulado de Francia y a ciertos vecinos del barrio, quienes acudían en busca del corte y la rasurada perfecta. Hoy esta construcción sigue vigente atendiendo como peluquería y además como un muy buen restaurante, que se ha vuelto una tradición dentro del barrio Yungay.

© Plataforma Urbana

Como elementos característicos del sector destacan los cités y pasajes que con el tiempo se han vuelto un hilo que conduce al pasado, específicamente a los años veinte, época en la que fueron construidos hermosos y elegantes cités como el Lucrecia Valdés de Barros y el Adriana Cousiño, además del Teatro Novedades, en Cueto. Vale la pena caminar hasta estos lugares para apreciar cómo la conservación de estos espacios posibilita la conservación de una fuerte identidad en el barrio.

© Plataforma Urbana

© Plataforma Urbana

Para los amantes de la arquitectura y el patrimonio, en el Barrio Yungay se observan hasta 5 tipologías de estilos arquitectónicos: Republicano, Clacisismo popular, Clacisismo, Eclecticismo y Movimiento Moderno. Además la fisionomía del barrio se distingue por presentar patios interiores en las viviendas, masas vegetales diferenciadas en las distintas avenidas, y distintas formas de espacios públicos.

© Plataforma Urbana

En cuanto a su declaración de Zona Típica, se trató de una iniciativa que provino por parte de los propios residentes del barrio, entre vecinos y comités organizados, con el apoyo de arquitectos y expertos, quienes tuvieron la iniciativa de presentar el barrio para que fuese nombrado como Zona Típica. La determinación y organización ciudadana finalmente consiguió un reconocimiento a nivel oficial, con la declaratoria más reciente de un barrio emblemático, el año 2009.

© Plataforma Urbana