Organizan tour en bicicleta por cités menos conocidos de Santiago

El circuito se realizará el 15 de enero e incluirá estos íconos de viviendas                 obreras  en Recoleta, Providencia y Estación Central.

por Cristián Labarca B. La Tercera

Aparecen a media cuadra como extraídos de la máquina del tiempo, y cómo no,     si se trata de una de las tipologías de vivienda del proletariado adoptada en los     albores del siglo XX, hoy conocidos como cités. Una decena de estos espacios podrán ser recorridos el domingo 15 de enero, desde las 10 horas, en bicicleta.

Son inmuebles que datan de 1906 -cuando se promulgó la Ley de Habitaciones Obreras- y que se construyeron con el fin de masificar este tipo de construcción popular y darle condiciones de vida más higiénicas a sus habitantes.

¿El resultado? Casas de entre 35 y 80 m2, de adobe, tejas de arcilla, fachada continua y, en ocasiones, con patio interior. Pero quizás lo más destacado en algunos de ellos es un pasaje central, para el acceso a cada una de las casas (situadas a ambos costados) con una zona de pequeños jardines, que servía para el encuentro entre los vecinos.

Este recorrido es el primer Bici Paseo Patrimonial, organizado por un grupo de fanáticos del pedaleo y que busca acercar a los santiaguinos a sus rincones más tradicionales. “El objetivo no es mostrar siempre arquitectura monumental o palacetes, sino que un patrimonio asociado al mundo popular que es importante rescatar y difundir”, dice Francisca Vargas, guía y coordinadora de esta actividad que visitará al menos diez de estos conjuntos.

El primero será uno ubicado en el barrio Patronato. “Ahí abarcaremos no sólo la historia de los emblemáticos pasajes Gutenberg y Marconi, de calle Loreto, entre Santa Filomena y Antonia López de Bello, sino que, además, el origen del barrio y su carácter multicultural”, explica Nicolás Aguayo, investigador y guía de la ruta dominical.

El itinerario -que partirá en Plaza Baquedano- continuará en el 224 de calle Independencia: “En el Capitol, uno de los cités más hermosos de Santiago, ya que es uno de los pocos que cuenta con un amplio zaguán en la entrada y que tiene sobre él un conjunto habitacional de tres pisos. Este conserva la baldosa original del espacio comunitario y también su gran reja”, agrega Aguayo.

El circuito se adentrará luego en el barrio Yungay Norte, cuya historia está ligada al desarrollo industrial de Santiago. Alrededor de esas fábricas se establecieron diversos conjuntos habitacionales destinados a los obreros. Uno de ellos, construido en Maturana, entre San Pablo y Martínez de Rozas, es el elegido del sector.

La idea de los organizadores también es mostrar su estado de descuido. Es el caso del concebido por el arquitecto Alberto Cruz Montt (San Pablo, entre García Reyes y General Bulnes), siguiente hito de este tour que, conscientemente, evade cités más populares, como Las Palmas o el pasaje Adriana Cousiño.

Del tren al cité

El arribo del ferrocarril, a fines del siglo XIX, también fomentó el surgimiento de barrios de trabajadores, en este caso de la empresa estatal en las cercanías de la Estación Central, la primera parada en la urbe de los inmigrantes provenientes de sectores rurales en esos tiempos.

En este sector la ciclorruta abarcará los cités de la calle Ecuador, en las inmediaciones del Planetario de la Usach.

Un caso particular de cité es el que se sitúa a sólo cuadras de allí, en calle Salvador Sanfuentes 2350, obra de los arquitectos Ricardo Larraín Bravo y Víctor Jiménez, del año 1925. “Tiene casas sólo al lado derecho. Además, está conformado por un edificio de tres pisos que destaca por su arquitectura ecléctica y con exuberantes motivos decorativos, que van desde el estilo gótico al tudor”, comenta Aguayo.

Para terminar se escogieron los conjuntos de calle Lord Cochrane, entre Cóndor y el Parque Almagro; Santa Isabel, entre Arturo Prat y Serrano; Santa Rosa 278 -también de Ricardo Larraín Bravo y Víctor Jiménez Cruz (1929)- y el que es quizás el más desconocido de todos: el de calle Amazonas, a pasos de Carmen, un ejemplo de belleza que explica por qué algunos cités son habitados hasta hoy. Para los que se animan y no cuentan con bicicleta, se suscribió una alianza con La Bicicleta Verde, empresa que facilitó 15 unidades. Sólo hay que escribir a [email protected]