Organizan tours para conocer Santiago trotando

El cerro San Cristóbal y los parques Bicentenario y Araucano son los preferidos de extranjeros y ejecutivos amantes del running.

por Cristián Labarca

A la ciudad se la puede conocer de muchas maneras. Desde el aire, por ejemplo: en aeroplano o helicóptero. También caminando o a bordo de un bus de turismo y, por qué no, en bicicleta, en las cada vez más populares ciclorrutas. Pero desde hace un año que a Santiago se le puede conocer, además, corriendo.

Es la propuesta de Chile Running Tours, la empresa que realiza rutas personalizadas por Santiago, de la mano de un coach-guía (todo en uno) que en noviembre de 2010 apareció como una de las 10 mejores atracciones de la capital, según el Tripadvisor Popularity Index.

Nicolás Fernández (26), ingeniero comercial, y Rodrigo Valenzuela (26), alumno de Ciencias Políticas de la Universidad Diego Portales, son los impulsores de esta iniciativa que descubrieron hace dos años en Buenos Aires.

Su lema “Discover Santiago while exercising” ha dado rápidos frutos, considerando que hace sólo dos meses cumplieron un año de vida: “Partimos recibiendo un promedio de entre tres y cuatro tours mensuales. Al segundo semestre duplicamos esa cifra y hoy nos piden dos o tres semanales, sin contar nuestros nuevos Running & Wine Tours y los Corporate Running Tours, dirigidos a empresas”, dice Fernández.

Run, Forrest!

La idea es simple y apunta a altos ejecutivos que alojan en los hoteles más importantes de Santiago, pero también es abierta a todo aquel que se entusiasme con la iniciativa.

“Por lo general, nos llaman personas de entre 20 y 30 años, aunque también tuvimos una sudafricana de 19 y una estadounidense de 50. Un 70% de nuestros clientes son mujeres y personas que en sus países practican el running y buscan conocer así las ciudades que visitan. Hacerlo solos les genera desconfianza”, define Fernández.

Son cinco las rutas a elegir y las hay desde el nivel de exigencia más bajo, como Tobalaba-Pocuro: 7 km.

La promesa del circuito es adentrarse en “barrios residenciales con una amplia diversidad arquitectónica”. El precio es de 32 mil pesos por persona. Grupos de cuatro cancelan $ 110 mil. Para inscribirse, sólo hay que enviar un email a [email protected]

Los parques Forestal, Araucano y el cerro San Cristóbal son otras alternativas que repasan hitos capitalinos, como la Escuela Militar, el río Mapocho, el barrio Lastarria y hasta un mall. Todas con distancias de 10 km promedio. Pero si de sólo leerlo ya siente cansancio, no hay de qué preocuparse; los guías se acomodan al ritmo y estado físico de sus clientes. “A veces acortamos distancias, pero también nos ha pasado lo contrario. Una estadounidense nos pidió 21 km, obligándonos a unir dos rutas: los parques Forestal y Bicentenario”, dice Fernández.

Esta última, la Ruta Bicentenario, es la más apetecida por los turistas. Comienza a pasos del Metro El Golf (Plaza Loreto), avanza por el eje central de Américo Vespucio y se detiene en el Museo de la Moda, para luego adentrarse en la Av. Alonso de Córdova, donde el corredor puede, si desea, visitar boutiques, restaurantes y galerías.

“Estamos al tanto de las exposiciones y se las recomendamos a nuestros runners”, cuenta Claudio Tremolini, coach de la empresa, antes de partir al Observatorio Europeo del Sur y el Parque Bicentenario, el destino final de este recorrido.

“Muy recomendable”, dice Iñigo, un entusiasta usuario argentino. Jéssica, una turista canadiense, replica: “Diariamente corro, por lo que poder continuar con mi pasión y, además, conocer Santiago corriendo fue inolvidable”.