México: como no hacer una ciclovía

Conocidas como ciclovías, ciclorruta, bicicarril, carril bici o bicisenda, numerosos nombres para esta infraestructura vial que esta destinada para el tránsito de las bicicletas. Que ayuda al medio ambiente, a descongestionar la ciudad, mejora la conectividad, revitalizan el entorno urbano y que se conforma como una red de transporte alternativo.

Múltiples son los beneficios que se le asignan pero ¿qué pasa cuando su diseño es deficiente y pone en riesgo la vida de los ciclistas? Aquí un caso de lo que sucede en Ciudad de México. Una lección para las futuras construcciones de esta, infraestructura vial, que tan bien le hace al espacio urbano.

La ciclovía de Ferrocarril de Cuernavaca se construyó en México el año 1997 y fue una de las primeras que se hizo en el país. Comprende un tramo rural y uno urbano, este último hoy está siendo muy cuestionado.

Interconectividad

Se alega que se construyó de forma aislada y no facilita la interconectividad en el espacio urbano. La ciclovía no conecta destinos, en algunos tramos los ciclistas no tienen forma de entrar o salir de la vía, por ende, sólo sirve para largos tramos y no para recorridos más cortos.

Movilidad

Se argumenta que tiene una finalidad recreativa y que, por ende, no es una opción de transporte que permita mejorar la movilidad de la ciudad.

Dirección

Se construyó pensando en un diseño bidireccional que es más peligroso y además no cuenta con las señaléticas de acuerdo a la Norma Oficial Mexicana.

Pendientes

Se critica que en algunos puntos la ciclovía presenta pendientes muy inclinadas, esto provoca que los ciclistas deban bajarse de las bicicletas para poder recorrer ese tramo. Trámite que finalmente es mucho más engorroso y que no facilita un ágil desplazamiento.

Según algunos manuales de construcción internacionales, la pendiente no debería superar el 5% de inclinación y debe tener una barrera física que resguarde a los usuarios

Tiempos de recorrido

La situación anterior provoca que los tiempos de traslado se alarguen.

Caso trágico

Ya cobró una vida la ciclovía de Ferrocarril de Cuernavaca. Una ciclista murió al chocar contra un auto que circulaba por una calle perpendicular a la ciclovía. El tramo, donde ocurrió el accidente, tiene una pendiente promedio de 30°, además desemboca directamente en la calle, lugar por el que transitan los automóviles a gran velocidad. Hoy una bicicleta blanca con flores, situada en el lugar, recuerda el trágico accidente.