Ficha de Monumento: Parroquia del Sagrario

© Equipo Plataforma Patrimonio. Parroquia del Sagrario

Arquitecto: Joaquín Toesca, Eusebio Chelli
Ubicación: Plaza de Armas 444
Cliente: Iglesia Católica
Año: 1846
Estilo: Neoclásico
Fecha declaración monumento: 17 de enero de 1975

La primera parroquia en Chile se levantó donde hoy se encuentra la Parroquia del Sagrario, en 1546, cinco años después de que Pedro de Valdivia llegara al Valle y fundara la ciudad de Santiago.

El Sagrario forma un conjunto con la Catedral, y el Palacio Arzobispal, ubicándose en el flanco poniente de la Plaza de Armas.

Mientras Joaquín Toesca dirigía las obras en la actual catedral, entre 1780 y 1799, se iniciaron los estudios para construir una iglesia definitiva para el Sagrario.

Con la muerte de Toesca, lo sucedió su discípulo, Juan José Goycolea. Aunque ellos proyectaron y realizaron los estudios, la capilla no comenzó a construirse hasta 1846, bajo la dirección del arquitecto alemán Francisco Stolf. Las obras se ven interrumpidas por falta de financiamiento, hasta que en 1858 retoma el trabajo Eusebio Chelli, y la parroquia se inaugura en marzo de 1863.

En 1897 se encargó una remodelación al arquitecto Ignacio Cremonesi, que concluyó 1905 y dejó la catedral y la parroquia tal como las conocemos hoy.

© Equipo Plataforma Patrimonio. Parroquia del Sagrario

A pesar de haber pasado por tantas manos, tanto las fachadas de la Catedral como de la Parroquia, mantienen el estilo austero pero majestuoso que les dio Toesca, ambas ejecutadas en piedra sillar.

La Parroquia del Sagrario tiene una entrada directa desde la plaza, y una puerta interior que la comunica con el área sur de la catedral.

Dentro de la parroquia se venera una imagen de la Virgen del Carmen que data de 1833, fue construida en Francia y originalmente llegó como propiedad de un privado a la ciudad de Copiapó.

Condiciones Actuales

La última restauración de la parroquia El Sagrario se realizó entre los años 2000 y 2004. Los trabajos de restauración estuvieron a cargo de la arquitecto Amaya Irarrázaval Zegers: se reconstruyó la estructura dañada por los sismos, se limpiaron las pinturas originales del techo, se recuperaron pinturas de murallas que habían sido sobrepintadas, y se mejoraron aspectos técnicos como la amplificación e iluminación.