Barrio La Bolsa: El valor Patrimonial de la Rentabilidad del Suelo

Nombre: Barrio La Bolsa
Ubicación: Ubicado en el cuadrante de Alameda, Paseo Ahumada, Moneda y Bandera
Categoría: Zona de Conservación Histórica
Año: construcciones entre 1912 y 1930

Una de las zonas más particulares del centro de Santiago, es el conjunto de edificios ubicados en las calles angulares Nueva York, La Bolsa y Club de la Unión, rompiendo el estricto damero fundacional del centro de Santiago.

Originalmente, los terrenos comprendidos por las calles Bandera, Alameda, Ahumada y Moneda, pertenecían a las monjas Agustinas. A principios del siglo XX, por problemas económicos la congregación decide vender y lotear los terrenos.

Esta particular subdivisión tuvo como objeto generar una mayor rentabilidad al suelo, de manera de crear mayores frentes, y obtener mayor cantidad de predios. Si bien se puede hablar de un valor patrimonial actual producido por una operación de rentabilidad de suelo de antaño, ¿las operaciones que se dan hoy en la ciudad, serán reconocidas en el futuro como procesos de re valorización de suelo y creación de un nuevo patrimonio tangible para la ciudad?

Así, los primeros en adquirir un terreno, fueron los socios del Club de la Unión, seguidos por La Sociedad de Bolsa de Comercio, quienes encargan al mismo arquitecto del Museo Nacional de Bellas Artes y Estación Mapocho, el diseño del edificio. Finalmente, se construye el ex Hotel Mundial, generando el particular conjunto.

En 1980, es declarado Zona Típica, por ser uno de los sectores de la ciudad que encapsulan de mejor manera, el periodo histórico de principios del siglo XX, donde los cánones de belleza europeos eran los que guiaban la forma de hacer ciudad.

Este espacio, se hace trascendente en la historia de la ciudad, a pesar de ser una zona netamente comercial, y segmentado hacia los mercados bursátiles, en cuanto es parte de un sistema complejo de pasajes y paseos peatonales del centro de Santiago. Así, lo que inicialmente fue una operación de rentabilidad de suelos, hoy es uno de los puntos más destacados de morfología urbana de la capital.

La conservación del carácter patrimonial del barrio, se ha basado en la mantención de sus pasajes peatonales, con adoquines y particular mobiliario, generando un conjunto de comprensión armónica.

Sin embargo, hoy en día, y debido a la monofuncionalidad de los edificios de la Zona Patrimonial, los pasajes peatonales no han capitalizado el valor arquitectónico y urbano del área. De manera que los pasajes se presentan solamente como un lugar de paso, y no se ha dado una vida urbana interesante en este tramo, a pesar de su centralidad, cercanía a elementos urbanos como El Palacio La Moneda, Paseo Ahumada y Metro, siendo parte del recorrido patrimonial del centro.

Resulta de interés, como una operación de rentabilidad de suelo, generada a principios del siglo XX, es capaz de entregarle un espacio de tal calidad a la ciudad. La pregunta es, ¿las operaciones que se dan hoy en la ciudad, son capaces de regalar calidad al espacio público?¿Existen operaciones de este estilo contemporáneas?

En la medida que la ciudad que hoy construimos sea capaz de generar espacios memorables, la conservación y puesta en valor del Patrimonio será un hecho más que algo por salvar.

FUENTES:

Municipalidad de Santiago

A continuación compartimos la galería de imágenes de Barrio la Bolsa: