Colectivo Barrio Esmeralda: Eventos Culturales y Foco en la Comunidad como herramientas para la conservación del Patrimonio

El Barrio Esmeralda está ubicado en pleno Parque Forestal y por años ha sido por icono de la vida urbana de antaño, bohemia y artística. Desde los años 50 presentaciones plásticas arraigadas a la patria se efectuaron en esas calles, posteriormente nació el Museo Nacional de Bellas Artes, compenetrándose con el barrio y actualmente diseño emergente es la palabra de moda que sella al Barrio Esmeralda como un destacado, a visitar, cuidar, y proteger.

Para la preservación de este patrimonio urbano, nace el Colectivo Barrio Esmeralda por parte de las gesteras culturales Paulina Duarte y Alejandra Rosas, quienes con un grupo de profesionales han trabajado en el desarrollo de un diagnóstico de las riquezas, virtudes y el panorama sociocultural del barrio.

La idea de la generación de un Colectivo, es generar un proceso de recuperación y revitalización de la comunidad de vecinos desde dos acciones: Generando asociatividad entre ellos y proponiendo negocios emprendedores. Actualmente el Colectivo trabaja en un proyecto FONDART, para extender la Zona Típica desde el Parque Forestal hasta el Barrio.

Si bien el fin último del Colectivo Barrio Esmeralda, es la preservación del valor Patrimonial, cultural y social del sector, resultan interesantes las herramientas que se han ocupado para mantener a los vecinos cautivos e inmersos en el proceso de patrimonalización de su barrio.

De cierta manera, el Colectivo Barrio Esmeralda entiende, que una de las maneras más efectivas de mantener vivo un barrio, con sus valores originales, es conservando cohesionada la comunidad, más aún frente a las amenazas de reconversión, delincuencia y alcoholismo presente en sus calles.

Para revertir este escenario, el Colectivo ha tomado la iniciativa de transformar las calles y espacios públicos en espacios culturales. La reconversión del espacio público busca despojarlo de la connotación de peligro y delincuencia, mediante la participación de vecinos en diversos tipos de actividades artísticas.

Al visitar la página www.plazadelcorregidor.cl, resalta a la vista la cantidad de actividades culturales propuestas por el Colectivo, que van desde la generación de una librería barrial, eventos artísticos/plásticos en las calles, o desfiles de moda independiente.

Esta forma, de hacer partícipe a los vecinos de la vida de barrio, ayuda a mantener cohesionada a la comunidad, involucrándolos unos con otros, generando vida de barrio, y de paso, capacitaciones en materia patrimonial, con el fin de tener un vecino informado, interesado y activo en los procesos urbanos del barrio.

En el fondo, el trabajo más importante que hace esta agrupación, es la generación de un sentimiento de comunidad en los vecinos, apoderándolos de su barrio, siendo esta la herramienta más útil y fuerte para la preservación del Patrimonio.