Plataforma Urbana en tu mail

Recibe lo nuevo cada mañana

 
 

Estás en Plataforma Urbana » Análisis Urbano y Territorial » Hoy en la prensa: Transporte público. ¿La panacea?

09
ago
2008

Hoy en la prensa: Transporte público. ¿La panacea?

714197602_portada_grafico_3.jpg

Sin querer ser repetitivo con esta sección, creo que esta editorial del sábado en El Mercurio amerita comentarla en Plataforma Urbana. En un tema tan caliente como el Transporte Público y dado el efervescente escenario del financiamiento de nuestro Transantiago, la columna puntea una serie de ideas sobre el estado del arte actual de esta forma de mover masas en grandes ciudades y hace hincapié en la dificultad transversal de muchas naciones en poder financiarlo y persuadir a los usuarios para dejar el auto. Una problemática en que Chile está comenzando a dar la pelea, y que sin duda es de largo aliento. Dice así:

” Las grandes ciudades enfrentan serias dificultades de transporte en los países más diversos. La queja principal es que gran parte de los viajes se realiza utilizando el automóvil, y que ello puede crear problemas de congestión y contaminación ambiental y acústica. Se intenta resolver esta dificultad mediante grandes inversiones en transporte público, en el entendido de que las personas están dispuestas a cambiarse a él, en vez del auto, sólo si acceden a altos estándares de calidad. En muchas situaciones, esas experiencias no han rendido los frutos esperados.”

Así, en las 15 ciudades de mayor tamaño en EE.UU., un promedio de 13 por ciento de los viajes laborales se hace en transporte público, a pesar de cuantiosas inversiones en diversas iniciativas, siendo la más común los trenes livianos. En ese país, sólo Nueva York ha logrado un alto uso del transporte público: 55 por ciento de las personas lo utiliza para desplazarse a su lugar de trabajo -cabe, sí, considerar que la densidad y la extensión de la red del metro son allí particularmente desarrolladas.

2104198569_mapa_metro_nyc.jpg

Sin embargo, eso no garantiza éxito en producir un cambio desde el automóvil al transporte público como modo de locomoción. En París, por ejemplo, a pesar de las inversiones, el uso del automóvil ha ido creciendo y supera al transporte público. Londres, en cambio, parece haber sido más exitoso en reducir la dependencia del automóvil. Actualmente, alrededor de 41 por ciento de los viajes se hace en automóvil, en tanto que hace 15 años alcanzaba al 47 por ciento.

Así, los cambios en el modo de desplazarse no sólo dependen de la oferta de transporte público, sino también de otros factores, como el desarrollo de la ciudad, el costo de los estacionamientos y la existencia de peajes urbanos, que no se pueden dejar de considerar en este análisis. En todo caso, en general, las expectativas de los grandes planes de transporte público no han producido los efectos deseados y han significado millonarias inversiones, sin lograr los réditos esperados.

Esta realidad no puede dejar de tenerse en cuenta al analizar el financiamiento del Transantiago. Este plan se pensó para satisfacer un estándar de funcionamiento que no se ha podido conseguir, y a un costo agregado de operación no muy distinto del de las antiguas micros amarillas. Es evidente que el plan no ha respondido a las expectativas. Se le han introducido correcciones -aumento de flota, nuevos recorridos, renegociación de contratos para incentivar la frecuencia de los mismos-, pero en la situación actual es muy difícil anticipar si es realmente viable a costos razonables. Porque si bien en otras ciudades más desarrolladas existen subsidios al transporte público, tanto el número de pasajeros transportados, en términos relativos, como los estándares de dicho transporte son muy distintos de los nacionales. En Chile, no sólo es opaco el tipo de transporte público que se financiaría con los recursos solicitados, sino que también hay incertidumbre respecto de si el financiamiento que se pide será suficiente. El sistema ha ido perdiendo pasajeros, y su demanda es muy inferior a la proyectada inicialmente. Y las probabilidades de que se suban las tarifas o se reduzca la evasión son hoy bastante desconocidas.

¿Cirugía mayor?

1150889223_2338710544_f59edeed32_b.jpg

La pregunta obvia, entonces, es si es posible asegurar un funcionamiento razonable del actual sistema de transporte público sin cambios drásticos o, lo que es lo mismo, si con los mismos recursos que se invertirán en el futuro no sería posible articular un esquema alternativo con mejores estándares.

Esto último requiere, por cierto, un estudio muy cuidadoso y gradualidad en su implementación. La información disponible sobre el funcionamiento del sistema -poco transparente hasta ahora- debería ser fundamental para determinar si es viable un esquema distinto del actualmente en funcionamiento. La crítica evaluación del sistema capitalino por parte de la población -que no parece mejorar- obliga a una reflexión serena, transparente y que no se cierre a una innovación radical del mismo. Por cierto, ella debería aprovechar las inversiones en infraestructura que se han hecho hasta ahora.

En este contexto, aunque aparezca políticamente impopular, sería necesario postergar la decisión acerca del financiamiento para las regiones, sobre todo ahora que el precio del petróleo, principal factor de las alzas de las tarifas en aquéllas, parece estar cediendo en sus precios. Esto, en especial, porque aún son muy insatisfactorios tanto el procedimiento por el cual se traspasarán los recursos como el modo en el que se definirán las nuevas tarifas. En este caso, las posibles soluciones técnicas se entremezclan con objetivos políticos, pero estos últimos no necesariamente se satisfarán. La entrega de estos recursos validaría una política pública diseñada a tientas, en vez de una basada en una discusión acotada sobre el futuro del plan de transportes para Santiago. Una vez que eso esté definido, se podrá compensar con mayor transparencia a las regiones.

Defender esta política aduciendo que en países más desarrollados existen subsidios al transporte público es engañoso, pues la ciudadanía no necesariamente entiende las características de esos sistemas.

En el caso del Transantiago, hay un déficit reconocido que de alguna manera hay que cubrir, pero no es apropiado centrar la discusión sólo en los recursos, sin una apertura a una revisión general del plan. El Gobierno, el oficialismo y la oposición deberían ser capaces de lograr un acuerdo ambicioso, por el que el financiamiento se garantice, al menos para 2009, pero con un compromiso de repensar dicho plan, convocando a los mejores expertos nacionales e internacionales para avanzar hacia la solución más adecuada, sin renunciar a priori a ninguna opción.

  • Marcos Ferrando

    Pesimo me parece sus dichos serñor Pestrescu sus dichos sobre postergar los dineros a regiones. aludiendo solo a una alzas del petroleo, entiendo que entregar dinero a tontas y a locas a todas las regiones, pero el subsidio es para la locomocion colectiva y eso no necesariamente significa subsidiar la tarifa sino tambien infraestructura publica, como parederos, mejoramientos de vias troncales, y para habilitar vias e infraestructuras no tradicionales tales como ciclovias, tranvias, trenes ligeros, ferrys, etc.
    Tambien cabe recordar que el fondo que se ofrece es bien engañzoza pues si los USD$210.000.000 son para Santiago con su poco mas 5.000.000 de habitantes, lo que representa alrededor de un tercio de la poblacion de Chile, por ende para regiones le deberia llegar USD$420.000.000, por ende de nuevo se le estaria entregando mas recursos a Santiago que a regiones en una nueva actuacion de discriminacion a regiones.

    A mi parecer se deberia los fondos a regiones deberia ir a las ciudades mas grandes sobre 100.000 habitantes pues es ahi donde se producen las mas grandes problemas de locomocion, y la taza de ocupacion de la locomocion publica es mayor, y el fondo extra transitorio de USD$140.000.000 por tres años se deberia repartir un año para el Gran Valparaiso, otro para el Gran Concepcion y el otro año para otra ciudad grande, este monto ultimo mas para obras de infraestructura, por ejemplo en Valparaiso con ese dinero se podria hundir la linea ferrea en Valparaiso, o extender el servicio a Quillota o construir parte de la linea 2 del metro a Con-Con, etc. o en Conpecion tratar de soterrar todas las lineas ferreas de la ciudad y asi reconectar el tejido urbano.

    O por ultimo que el monto del subsidio se haga por persona alrededor de 55 dolares por habitante, y que ese monto se entrege a la muncipalidad o al gobernacion provincial segun el alcanze del proyecto de locomocion. asi la ciudades grandes tendrian subsidios grandes y pequeños poblados tendrian recursos a su medida.

  • http://www.historiaslatinas.com Juan

    Me ha gustado mucho el blog. Muy bueno.
    http://www.historiaslatinas.com

  • hosne17

    Como dijo Jaime Lerner (arquitecto y ex alcalde de Curitiba):
    “Si hay bus, si hay sistemas de superficie, que sean inteligentes, si hay taxis, debe conseguirse que operen muy bien en conjunto. Incluso si hay automóviles, lo importante es que tenemos que entender que el secreto de la movilidad es jamás competir un sistema contra el otro, sino ser complementarios” (Revista 110, vol 07-abril/mayo 08).
    Sería bueno que las autoridades se pongan las pilas, dejen de meterle $ al Transtortuga y le peguen un llamadito a Jaime para pedirle consejos, hay que acordarse que Jaime al ser alcalde llevó a su ciudad a ser una de las primeras del mundo en relación al desarrollo sostenible y calidad de vida…

  • http://None Pablo P.

    Estimado hosne17,

    Curitiba tiene una ventaja tremenda sobre Santiago y sobre casi cualquier otra ciudad grande de Chile: Curitiba es una ciudad que tiene un alcalde que es el jefe del gobierno de la ciudad; al ser electo, tiene responsabilidad política frente a sus electores; al existir un gobierno local, con ingesos propios, las decisiones de inversión se toman en forma local; etc.

    Santiago no tiene un gobierno, la intendencia es de la RM, el intendente es representante del presidente, etc., Santiago no tiene nada parecido a un gobierno o a un jefe de gobierno, no se nos olvide que Cortázar nominalmente es Ministro de Transportes de todo Chile, aunque a cualquiera le queda rápidamente claro que en la práctica es Ministro del Transantiago.

    El transporte público, la contaminación atmosférica, la delincuencia, el desempleo, etc., son fenómenos esencialmente urbanos, ni de la región ni del país, luego en tanto no exista la ciudad en cuanto entidad político administrativa, no tendremos autoridades que respondan por ello.

  • Javier Vergara Petrescu

    Sr Marcos Fernando.

    Le sugiero que lea bien el encabezado del artículo. Estos no son mis dichos sino un extracto de prensa de un diario como bien se explica en el titulo y la introducción.

    Saludos

    Javier Vergara Petrescu
    Editor Plataforma Urbana

  • Javier Vergara Petrescu

    Pablo P y hosne17,

    Sobre las facultades del alcalde de Curitiba en comparación a la que tiene el ministro de trasporte me gustaría comentar lo que dice Pablo. En chile, como bien es sabido, la institucionalidad urbana adolece de no tener un Alcalde mayor que pueda operar y legislar de manera agil en la región. Esto lo discutimos en Plataforma Urbana por lo si lo quiere revisar.

    Sobre el comentario de las platas a regiones creo que más que opinar si está mal dejarlas sin financiamiento Ses importante revisar el modelo de gestión con que se están distribuyendo estos recursos, y en ese sentido el modelo del Transantiago no parece ser el referente correcto. Que las platas vayan a Regiones pero aprendiendo de los errores visto en la RM.

    Saludos

    Javier VP

  • http://www.nyn.cl María José

    Lamentablemente hay que agregar que, una vez que suben las tarifas no vuelven a bajar, aunque baje el precio del petroleo, haya subsidios y fondos estabilizadores… Hay manera de domar este “caballo desbocado”?

  • Alvaro Lopez

    Lamentablemente el transporte publico capitalino no vario mucho en relacion a las otroras micros amarrilas, cada dia veo como mas capitalinos se movilizan en sus vehiculos sencillamente porque los medios de transporte del transantiago son deplorables, yo como usuario diario veo como las máquinas estan sucias, siempre, nunca ingrese a una “micro” limpia, incluso las nuevas ya no son para nada nuevas, aparte de que estan rayadas por incultos tipos que incluso marcan los vidrios de las “micros”, entonces si los vehículos de transporte del transantiago siempre estan sucios y en mal estado, es entedible que la gente que “puede” se movilice en sus vehículos particulares, yo lamentablemente como miles de chilenos, debo soportar este pésimo modo de transportarme.

  • Daniel Cossio

    A moderadores del foro.

    Buenos días. Creo recordar que en este artículo escribí dos posts sobre urbanismo (concretamente, centrándome en el caso de Barcelona).
    Como no los he visto publicados (los escribí ayer o anteayer), me preguntaba si los habíais censurado por algún motivo o tal vez los tenga publicados en otro artículo y no recuerde ahora mismo cual es.

    En el caso de que hayan sido censurados, rogaría que me dierais alguna explicación, con la finalidad de no incurrir nuevamente en el error, y dejar claro que cualquier error cometido ha sido sin querer, y nunca he querido influir negativamente en vuestro interesantísimo portal.

    Os agradecería vuestra ayuda para poder encontrar los artículos escritos por mí.

    En el caso de que todavía no estén publicados por revisión o cualquier cosa, os ruego que me disculpeis por este post.

    Muchas gracias de antemano, moderadores, y que tengais un buen día por Chile.

  • Javier Vergara Petrescu

    Estimado Daniel

    Revisé en el sistema y tus últimos comentarios además de este son:

    12 de agosto – post Ciudad, Política y Medios: El caso de la tarificación vial en Londres.

    y antes de eso sólo tenemos

    15 de julio – post Santiago Verde
    12 de julio – idem

    Probablemente los comentarios no quedaron registrados en el blog, te invito a seguir la discusión.

    Saludos!
    Javier VP

  • Daniel Cossio

    Vaya, pues entonces cabe la posibilidad de que me fallara el ordenador y no se registraran correctamente, en tal caso… qué pena :(

    También recuerdo que el mismo día miré en plataformaarquitectura.cl (es vuestra también, no? también es brillante ;)), con un poco de suerte, los publicaría allí por error.

    En fin, a ver si tengo algo de suerte ,y muchas gracias por vuestra pronta respuesta ;)

    Un cordial saludo desde España!

  • HECTOR

    EL SUBSIDIO AL TRANSPORTE EN REGIONES, NO PUEDE BAJAR MENOS DE $ 150 PESOS EL PASAJE POR USUARIO.

    EL COMENATARIO QUE HICE ANTERIORMENTE, ESPERO NO SEA CERCENADO POR CERCANOS A DETRACTORES DEL SUBSIDIO
    O ¿ PARTIDARIOS ?

  • HECTOR

    LA PRENSA NACIONAL, RADIO Y TV. ADEMAS DE OTROS, NOS BOMBARDEAN A REGIONES CON TRANSSANTIAGO, METRO, VIAS CONCESIONADAS, 40 O 50 MM. DE AGUA CAIDA QUE INUNDAN SANTIAGO, PREEMERGENCIAS, RESTRICCIONES DE PATENTES, COLO COLO, U. DE CHILE, ETC. ETC. ETC..

    ¿ EN SANTIAGO ESTAN PROCUPADOS DE LO QUE PASA EN REGIONES Y DE LAS NECECIDADES QUE PADECEMOS ? SANTIAGO, SANTIAGO, SANTIAGO, SANTIAGO, SANTIAGO, SANTIAGO, SANTIAGO, SANTIAGO, PUAJJJJ, ES UN VERTEDERO, ES UN PACIENTE TERMINAL EN ESTADO VEGETAL AL QUE TRATAN DE SALVAR Y EN EL QUE GASTAN RECURSOS, PERO ES UN CASO CASI PERDIDO, VIVAN EN REGIONES, INVIERTAN EN REGIONES.

    ¡ VIVA LA PRIMERA CAPITAL DE CHILE, VIVA EL GRAN CONCEPCION !

  • Daniel Cossio

    Hector, me parece curioso que critiques con tanta saña la centralidad patente en Chile acerca de Santiago capital y acabes haciendo apología de otra ciudad, y no pequeña precisamente.

    Creo yo que desde Arica hasta Punta Arenas, cada ciudad tiene sus necesidades (y cada pueblo, y cada villa y cada casa) y no solamente las más grandes, ya sean Santiago, Valparaíso o Concepción.

    Eso sí, Concepción (y Talcahuano y toda la conurbación) me parecen interesantísimas, y creo que como unidad urbana, podría tener una competitividad envidiable. Podría ser una gran metrópolis con la ventaja de estar anclada en el mar y además con el Bío-Bío a su paso.

    Sería viable allí un proyecto de conurbación real, con plan estratégico metropolitano para crear en toda la península de Concepción una gran urbe moderna y que ayude a descentralizar el país?

    Me la imagino construyendo en las áreas que quedan por construir (entre Talcahuano y Concepción), con amplias avenidas, parques, zonas turísticas y de ocio, zonas corporativas de negocios, tipo Sanhattan, con un moderno plan de viabilidad pública, que partiese de cero, reaprovechando el sistema de trenes del Bío-Bío, metro, autobuses, etc.

    Creo que sería una interesantísima idea. Como colofón final, un tren de alta velocidad que una Concepción metropolitana con Santiago, Valparaíso y Sur. Se podría crear una especie de supraestructura sobre el territorio nacional, con importantes polos activos, al norte Antofagasta, como gran polo central que reuna servicios nórdicos e íntimamente relacionada con las ciudades del norte, Santiago – Valparaíso para gestionar el centro, y Concepción para gestionar el sur (luego la zona insular gestionada por Punta Arenas, por ejemplo). Sería interesante, no?

    Sistemas de trenes de cercanías para cada “polo” y trenes de alta velocidad para unirlos entre ellos.

    Un saludo!

  • Marcos Ferrando

    PRimero mis disculpas al señor Petrescu, fue mi error, al no salir el nombre del autor de esos dichos pense que eran suyo, mil disculpas.

    Segundo hay que diferenciar que tipo de transporte se quiere, no seria mejor construir metros y trenes que es lo que mas le gusta a la gente como dato coloco la neceisdad de la linea 2 en viña

 
3169 dias 24208 artículos 88944 comentarios

¿Tienes un dato de ciudad?

Cuéntanos qué está pasando en tu ciudad - contáctanos ahora.

 
 

No te pierdas una sola novedad de Plataforma Urbana

Quieres compartir un dato con nosotros? Contáctanos ahora